Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

Carmen inmersa en el caos napolitano
Tres divos rumbo a Marte
Por Publicado el: 13/12/2015Categorías: Crítica

Silla en Valencia: Fabio Biondi, un gran músico

SILLA (G. F .HAENDEL)

Teatro Vicente Martin y Soler de Valencia. 12 Diciembre 2015.

El Palau de Les Arts ha tenido el gran acierto de nombrar el año pasado como uno de sus dos directores musicales al italiano Fabio Biondi, uno de los más prestigiosos directores de música barroca de la actualidad y cuyas actuaciones han sido aclamadas en sus giras con la estupenda orquesta Europa Galante. La presencia de Fabio Biondi permite ofrecer una programación complementaria a la del Auditorio de Les Arts, aprovechando por un lado la estupenda orquesta y por otro, sacar buen provecho de los alumnos del Centro de Perfeccionamiento Plácido Domingo. Si la temporada pasada pudimos asistir a un estupendo Narciso de Domenico Scarlatti, ahora le llega el turno a una ópera de Haendel, que es una de las menos conocidas de su autor. El resultado de la representación ha sido francamente bueno, especialmente en la parte musical, pero no solo en ella.

SILLA. LES ARTS-000

Escena

Silla es una ópera compuesta por Haendel en su primera etapa en Londres, cuando todavía seguía estando oficialmente al servicio del Elector de Hannover, que inesperadamente accedió poco después al trono inglés como Jorge I. La ópera tiene libreto de Giacomo Rossi y trata de la figura del dictador Lucio Silla, no siendo la única ópera que lleva como protagonista a dicho personaje. Bastará recordar la más conocida de todas ellas, que es Lucio Silla de Wolfgang Amadeus Mozart. Los orígenes de la ópera son un tanto confusos, ya que se duda si fue estrenada en el Queen’s Theatre, al estar el libreto dedicado al Embajador de Francia, o más bien, en representación privada en Burlington House, ya que en aquellos años Haendel estaba al servicio del Duque de 2 Burlington, gran aficionado y mecenas de las artes. En cualquier caso, su estreno tuvo lugar en 1713, es decir un año antes de la coronación de Jorge I. La ópera es una de las menos conocidas de su autor y son rarísimas las ocasiones en que se ha podido ver. De hecho, parece que no subió de nuevo a un escenario hasta que se pudo ver en París en 1990. Posteriormente, ha habido algunas escasas versiones de concierto, la última de las que tengo referencia fue en Londres en el año 2000. Aunque la ópera no es conocida, no se puede decir lo mismo de parte de su música, que se incorporó, como era costumbre de la época, a Amadigi di Gaula, estrenada apenas dos años más tarde.

El gran protagonista de esta ópera ha sido Fabio Biondi, cuya dirección ha sido un auténtico deleite. No cabe duda de que el italiano ama la música de Haendel y tiene mucho mérito habernos ofrecido una auténtica rareza, de la que hemos podido disfrutar gracias a su iniciativa y a su gran dirección. Como los aficionados saben, Fabio Biondi dirige desde el podio y a la vez hace de concertino, para lo que usa su estupendo Guarnerius. La Orquesta era la de la Coumindad Valenciana y llama la atención cómo pasan de una ópera de Verdi a otra de Haendel en 24 horas y en ambos casos el resultado es magnifico. Indudablemente, la figura de Fabio Biondi tiene mucho que ver con eso.

SILLA. LES ARTS-001

Escena

De la producción escénica se ha encargado Alessandra Premoli, que hace un trabajo simple, atractivo y eficaz, que funciona perfectamente. La escenografía de Manuel Zuriaga no ofrece sino un escenario circular y giratorio con un muro exterior, mientras que en el interior hay unas gradas, como si de un teatro romano se tratara. La acción se trae a tiempos modernos con un adecuado vestuario de José María Adame. Bien también la iluminación de Antonio Castro.

Alessandra Premoli ofrece la obra como un enfrentamiento entre democracia y dictadura, con detalles interesantes, en los que no faltan alusiones al holocausto y también a la dictadura argentina, con presencia de las Madres de la Plaza de Mayo. Los artistas se entregan a las indicaciones de la directora de escena y todo funciona a plena satisfacción.

SILLA. LES ARTS-002

Nozomi Kato y Adriana Di Paola

El reparto vocal estaba formado por alumnos y ex alumnos del Centro de Perfeccionamiento Plácido Domingo y el resultado ha sido positivo. Estamos ante un reparto de jóvenes promesas, en el que la mejor parte se la han llevado la mezzo soprano Adriana Di Paola en la parte de Claudio y la soprano japonesa Nozomi Kato en la de Celia. Las dos han ofrecido voces atractivas y buena línea vocal, aparte de ser convincentes en escena. Interesante también la soprano Federica Di Trapani como Flavia, aunque la encuentro demasiado soubrette para mi gusto. Benedetta Mazzucato fue Lucio Silla y lo hizo bien, con una voz más bien reducida, pero fácil en agilidades. La soprano mejicana Karen Gardeazábal ofreció una voz amplia como Metella, la esposa de Silla, aunque poco cómoda en agilidades. Elisa Barbero lo hizo bien como Lépido. Finalmente, el barítono Michael Borth dio vida a Scabro, con voz adecuada y buenas dotes escénicas.

El teatro Martín y Soler es muy adecuado para este tipo de representaciones. El público ocupaba aproximadamente el 90 % de las localidades. La recepción fue muy cálida para todos, especialmente para Fabio Biondi.

La representación comenzó puntualmente y tuvo una duración de 2 hors y 43 minutos, incluyendo dos intermedios. Duración musical de 1 hora y 56 minutos. Seis minutos de aplausos.

El precio de la localidad única era de 35 euros. José M. Irurzun

Fotos: T. Baeza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23