Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

250X250 EL BARBERILLO DE LAVAPIÉS BANNER
Quien hace la ley…
El zorro en el gallinero
Por Publicado el: 26/02/2017Categorías: Artículos de Gonzalo Alonso

Sueldos en do menor

Sueldos en do menor

Hace algo más de tres años Beckmesser revelaba que el presidente de la Generalitat había querido prescindir de Helga Schmidt porque ganaba más que él. Ella cobraba una cifra algo superior a los 150.000€. Mortier en el Real superaba los 250.000€ y Lissner en la Scala alcanzaba el millón, pero en Valencia nadie podía ganar más que el presidente. Schmidt accedió a rebajarse honorarios hasta algo menos de 70.000€. No había en el mundo quien, siendo responsable artístico de un teatro del nivel del Palau, ganase sólo esa cifra.

Pero el mal de “ganar menos que el presidente o el director general de la administración pública de turno” ha alcanzado otros lugares como Donostia o incluso Madrid. Resulta absolutamente sorprendente que los responsables del Teatro de la Zarzuela, el CNDM, los Teatros del Canal o algunos festivales –esto podría justificarse dada su dedicación periódica- hayan de percibir una remuneración menor que sus directores generales. Todos ellos se mueven en torno a los 60.000€ anuales brutos. No es de recibo. No es por tanto extraño que Paolo Pinamonti se volviese a Italia, cuando además había de pagarse su vivienda temporal. ¿Creen ustedes que el responsable del Chatelet parisino o la Academia Santa Cecilia romana cobran una cantidad similar? Desde luego que no. Me dirán, quizá con razón, que nadie les obliga a aceptar esos cargos. Cierto, pero hay personas que aún tienen ilusiones y ganas de dedicarse a aquello que aman. Eso es lo que hizo José Luis Pérez de Arteaga, quien prefirió abandonar lo que hubiera podido ser un brillante porvenir como el abogado que era para transmitirnos su ciencia musical. En igual caso se encuentran Antonio Moral, Daniel Bianco, Jorge Cuya y algunos más. Se dedican a la gestión musical porque es el mundo en el que desean vivir, pero podrían ganarse mejor la vida en otros sectores en la empresa privada.

Pero es que además existen agravios comparativos incomprensibles. ¿Por qué los responsables del Centro Dramático Nacional o el Centro Nacional de Danza ha de ganar unos 20.000€ más que los citados con anterioridad, coreografías aparte? ¿Acaso por razones históricas? Los responsables artísticos o gerenciales del Teatro Real o el Liceo tienen suerte por depender de instituciones más liberadas de las administraciones públicas y fácilmente ganan el doble, que es una cifra más realista en el mercado europeo. Algún día, y mejor cuanto antes, habrá que plantearse que la Zarzuela, el CNDM o el Canal se conviertan en fundaciones, consorcios o la forma jurídica que proceda, pero que les permita responsabilizarse y manejarse con sus propios ingresos y gastos.

¿Creen ustedes que el responsable del Palau de les Arts puede ganar 55.000€ con dedicación exclusiva? También les contaré en breve cómo se opera en estos casos, porque quien hace la ley hace la trampa. Gonzalo Alonso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banner-liceu-flauta-magica-22

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-festival-de-granada-22