Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

Salzburgo y Munich: de Karajan al anti Karajan
riccardo-mutiMuti con “Requiem” en olor de multitudes
Por Publicado el: 18/04/2014Categorías: Crítica

Tcherniakov se cae del caballo sin llegar a Damasco [La Leyenda de la Ciudad Invisible de Kitege, Barcelona]

LA LEYENDA DE LA CIUDAD INVISIBLE DE KITEGE (N. RIMSKI-KORSAKOV)
Gran Teatre del Liceu de Barcelona. 16 Abril 2014.

Hacía nada menos que 44 años que esta ópera no se representaba en el Liceu de Barcelona. Sin embargo, fue éste un título bastante habitual en las programaciones del teatro de Las Ramblas desde que se estrenara aquí en 1926 con permiso especial del entonces gobierno soviético. Las modas también cambian  en el mundo de la ópera y hoy en día es muy raro que esta opera se represente fuera  de Rusia.

LA LEYENDA DE LA CIUDAD INVISIBLE DE KITESZ. BARCELONA. S & H_page4_image1Nikolai Rimski-Korsakov es un compositor capital en la historia operística rusa, tanto por sus propias obras como por los trabajos de orquestación realizados para otros compositores.  Esta ópera narra la leyenda medieval de la ciudad de Kitege, que se salvó del ataque de los tártaros gracias a la petición de la doncella Fevroia, que consiguió con su bondad y oraciones que Dios la hiciera invisible para los atacantes. La trama no da para más de 3 horas de música y las pocas veces que  he que visto representada esta ópera – esta es la segunda – siempre me ha parecido excesivamente larga, particularmente la última escena, en la que Fevronia llega a la gloria celestial. Dedicar nada menos que 20 minutos de música a esta escena resulta excesivo y premioso. Seguramente, Rimski-Korsakov no conocía la famosa frase de Baltasar Gracián: Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

El Liceu nos ha ofrecido una nueva producción, que lleva la firma del director de escena ruso Dmitri Tcherniakov, siendo una colaboración con La Scala de Milán y la Ópera de Ámsterdam, habiendo tenido su estreno en esta última ciudad con buen éxito. Posteriormente, se ha visto en varias ocasiones en el Mariinski de San Petersburgo. La verdad es que Tcherniakov me ha resultado un tanto sorprendente en esta producción,  ya que parece como si se hubiera convertido al clasicismo,  tras su paso por lo que se ha dado en llamar Konzept Regie y sus correspondientes excesos.   Aunque trae la acción a tiempos actuales, narra con mucho mimo la historia, si bien a mi parecer resulta un tanto chocante que en nuestros tiempos los tártaros tengan que recurrir a traidores para que les enseñen el camino de Kitege. En la Edad Media es comprensible, pero hoy todos usamos el GPS y la cartografía ha adelantado una barbaridad, como diría Don Hilarión.

LA LEYENDA DE LA CIUDAD INVISIBLE DE KITESZ. BARCELONA. S & H_page4_image2

El propio Tcherniakov es autor de la escenografía y en su trabajo destacan los dos actos extremos, en los que representa un  bosque de gran belleza (por cierto saludado con un aplauso espontáneo del público), en el que Fevronia muestra su amor inicial por la naturaleza y donde termina pasando a mejor vida.  Los actos centrales son menos atractivos, desarrollándose en un bar el acto II y en una especie de hospital de campaña el acto III. El vestuario es del propio Tcherniakov y ElenaZaitseva y resulta atractivo y adecuado, contando con una buena iluminación por parte de Gleb Filshtinsky.

Tcherniakov enfrenta dos mundos opuestos, el del respeto a la naturaleza, representado por Fevronia, y el de los egoísmos humanos, en que están presentes tanto tártaros como rusos. Aparte de algún exceso, no hay detalles provocadores, tan habituales en Tcherniakov, destacando poderosamente el gran trabajo de dirección escénica que hace con los coralistas y figurantes. Buena también la dirección de actores en todos los casos. En resumen, es una producción que gustará allí donde se vea, y que no produce rechazo por parte del aficionado, lo que no deja de ser novedoso.

No esperaba mucho de la dirección de Josep Pons, ya que no es precisamente un maestro muy familiarizado con la ópera en general ni con los títulos rusos en particular. Su dirección fue adecuada y hasta buena, principalmente en el último acto, donde Rimski compuso la música más inspirada de toda la ópera y también la menos necesaria para el desarrollo del drama.  La Orquesta del Gran Teatre del Liceu tuvo una buena actuación, aunque está demasiado reciente el Lohengrin del Teatro Real y la comparación es casi inevitable. Buena también la actuación del Coro del Liceu (reforzado por el Coro Intermezo), del que habrá que ver qué ocurre en el futuro, al desaparecer su director de tantos años, José Luis Basso.

El reparto vocal ofrecía un grupo de intérpretes adecuados, familiarizados con esta ópera, aunque se echaba en falta mayor importancia vocal en casi todos los personajes principales La única excepción en positivo era la del Príncipe Yuri, interpretado por el único no ruso del cuarteto principal.

LA LEYENDA DE LA CIUDAD INVISIBLE DE KITESZ. BARCELONA. S & H_page4_image3

La protagonista, Fevronia, era la soprano Svetlana Ignatovich, como lo fuera también en el estreno de la producción en Amsterdam. Su interpretación fue  plenamente convincente en escena, no tanto vocalmente. La voz tiene cierto atractivo en el centro, no muy sobrada de volumen, quedando corta por abajo y apretada por arriba, donde ofrece un timbre poco  atractivo.

El personaje de Grishka Kuterma es un auténtico bombón para cualquier tenor, ya que ofrece amplias oportunidades de lucimiento tanto escénicas como vocales. El tenor ruso Dmitry Golovnin lo hizo bien en el primer aspecto, mientras que vocalmente ofrecía una voz de escaso brillo y un tanto reducida.

Maxim Aksenov lo hizo bien en el Príncipe Vsevolod. La voz no tiene mucha importancia, aunque sus características vocales son adecuadas al personaje.

El americano Eric Halfvarson ofreció la voz más importante del reparto en el personaje  del Príncipe Yuri, que no aparece en escena hasta el tercer acto de la ópera.

Los personajes secundarios estuvieron muy bien cubiertos, mejor que los principales. Entre ellos hay que señalar la presencia de un sonoro y adecuado Dimitris Tiliakos como Fiodor. El incombustible Vladimir Ognovenko hizo un muy notable Burandai. A destacar vocalmente también al bajo Alexander Tsymbaliuk como Bediai. Adecuada, María Gortsevskaya como Paje del Príncipe Yuri. El veterano Gennadi Bezzubenkov, el Príncipe Yuri habitual en el Mariinsky durante muchos años,  fue un lujo en el Intérprete de Gusli. De los dos pájaros fantásticos lo hizo bastante mejor el que anuncia la muerte (Alkonost), interpretado por Margarita Nekrasova que el que anuncia la eternidad (Sirin) interpretado por Larisa Yudina. También lo hicieron bien los  dos nobles, interpretados por Josep Fadó y por el siempre notable Álex Sanmartí.

LA LEYENDA DE LA CIUDAD INVISIBLE DE KITESZ. BARCELONA. S & H_page4_image4

El Liceu ofrecía una entrada por debajo del 80 % de su aforo, en lo que tuvo que influir la rareza del título y la coincidencia con la final de la copa de fútbol con la presencia del Barça. El público dedicó una cálida acogida a los artistas, siendo las mayores ovaciones para Svetlana Ignatovich y Eric Halfvarson.

La representación comenzó puntualmente y tuvo una duración de 4 horas y 2 minutos, incluyendo dos intermedios. Duración musical de 3 horas y 1 minuto. Siete minutos de aplausos. Salíamos del teatro al día siguiente.

El precio de la localidad más cara era de 205 euros, mientras que la butaca de platea costaba 152 euros. La entrada más barata con visibilidad costaba 30 euros. José M. Irurzun

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23