Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimas 20 entradas

Últimos tuits de Beckmesser

Juanjo Mena sustituirá a JAMES LEVINE en Tanglewood
Obituario de Maureen Forrester
Por Publicado el: 20/06/2010Categorías: En la prensa

Una Turandot de purpurina abre Verona

«Turandot» de purpurina
El Mundo, 20 de junio
Franco Zeffirelli en estado puro: eso es lo que el viernes por la noche se vio en la Arena de Verona. Este teatro, levantado en el siglo I y escenario desde 1913 de un prestigiosísimo festival lírico, ha inaugurado su temporada de ópera con un nuevo y suntuosísimo montaje de Turandot firmado por el maestro florentino, de 87 años. Fiel a su estilo, Zeffirelli escenificó para la ocasión una China excesiva, de oro y plata, majestuosa a ratos y en otros de purpurina con reflejos kitsch…/…
Zeffirelli es la gran estrella este año de la Arena de Verona. Por primera vez en sus 88 años de andadura lírica, la Arena dedica una estación completa a un único artista. Zefirelli firma todos y cada uno de los cinco montajes (Turandot, Aida, Madame Butterfly, Carmen e Il Trovatore) que este verano se llevarán a escena en el teatro al aire libre más famoso del mundo.
«La manía de ser modernos está matando a la ópera. Los de la Arena de Verona no conseguían llenar más que la mitad y los ingresos habían caído al 52%. Era un desastre. Pero se percataron que las cuatro producciones realizadas por mí habían logrado ingresos del 98%. Así que me llamaron y me pidieron hacer la temporada completa…/… Verona me ha hecho un homenaje que me compensa por los muchos sacrificios realizados y por los innumerables ataques recibidos, sobre todo en los últimos años, por quienes pretenden hacerme pasar por el símbolo de la cultura reaccionaria», añade este creador, famoso por su defensa a ultranza de la ópera tradicionalista.
Tanto es así que en la Arena de Verona Zeffirelli ha podido hacer un Turandont que ni la Scala de Milán ni el Metropolitan de Nueva York le permitieron llevar a escena. A saber: en puro estado pucciniano, sin el apéndice final obra de Franco Alfano…/…
La versión que Zeffirelli ahora ha realizado para la Arena de Verona sólo incluye la parte firmada por Puccini, dejando fuera todo lo añadido por Alfano (unos seis minutos en total), incluido el famoso dúo final entre Turandot y Calaf.
El resultado es un final precipitado en el que, tras la muerte de Liu (la fiel sierva de Calaf que sacrifica su vida por amor a su señor), se pasa casi directamente a la celebración del amor entre Turandot y Calaf. Zeffirelli se justifica en su convicción de que Liu es el principal personaje de la ópera, no Turandot. «Si Puccini hubiera compuesto una ópera sobre la revolución francesa la protagonista no habría sido María Antonieta, sino su criada. Liu representa el alma de Puccini, que se enamora de las chicas más humildes», sentencia.
Por si acaso, el contrato de Zeffirelli con la Arena incluye una cláusula que estipula que si el público rechaza el final propuesto por el maestro florentino la ópera se representará como es habitual…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

banner-calendario-conciertos

Festival Santander

calendario operístico 2023