Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

saioa-hernandez-nabucco-teatro-regio-parma-19Crítica: Triunfo de Saioa Hernández en el Nabucco de Parma
salonenCrítica: Esa-Pekka Salonen o como salvar con un final
Por Publicado el: 15/10/2019Categorías: En vivo

Crítica: Nabucco agota las localidades en Irún

NABUCCO (G. VERDI)

Centro Cultural Amaia de Irún. 13 Octubre 2019 Temporada de Ópera de la Asociación Luis Mariano

La Asociación Lírica Luis Mariano de Irún sigue ofreciendo año tras año su temporada de ópera, lo que en mi opinión tiene un enorme mérito, ya que son nada menos que 16 las que llevan en activo, ofreciendo espectáculos operísticos a sus paisanos en una labor desinteresada y digna de todo elogio.
Hacía 7 años que no venía Irún a ver ópera y ha sido un placer encontrarme nuevamente con viejos conocidos que siguen con el mismo entusiasmo que entonces. No puedo sino acordarme una vez más de mi buen amigo José Luis Barrio, que desde algún sitio para nosotros desconocido seguirá viendo con satisfacción que sus esfuerzos no han sido en vano y que su obra sigue viva en Irún.

escena-nabucco-irún-19

Escena

Uno es muy consciente del tipo de espectáculos que pueden ofrecerse en Irún, que indudablemente tienen sus limitaciones escénicas, musicales y vocales, como no puede ser de otra manera. El Centro Amaia no es lo que podemos llamar un teatro de ópera, ya que el espacio escénico es muy reducido, el equipamiento técnico no lo es menos y tampoco existe un foso propiamente dicho. Con todas esas limitaciones, hay que reconocer que los espectáculos que ofrecen tienen una gran dignidad, que se ve acrecentada cuando uno ve lo que cuesta una butaca para asistir a una ópera aquí. Evidentemente, no se puede ni se debe tener el mismo nivel de exigencia para un teatro que cobra 200 euros por una entrada que para uno como este de Irún, en el que la entrada más cara cuesta 30 euros. Lo que aquí se ofrece por este precio es un auténtico regalo y así lo entiende el público que ha agotado las localidades en los dos días en que se ha ofrecido Nabucco en Irún.
Hace años que Irún tiene una estrecha relación con la ciudad de Cuneo en Italia, de donde traen en muchas ocasiones las producciones escénicas. Así ha sido también en esta ocasión, que ha contado con la dirección escénica de Elena d’Angelo. La producción está adaptada a los condicionantes del teatro y funciona bien a base de unos módulos escénicos móviles, que van ambientando la acción de manera adecuada. La producción narra bien la trama sin mayores exigencias.
Como es habitual en Irún, la dirección musical corrió a cargo del italiano Aldo Salvagno, que lleva colaborando con la Asociación Luis Mariano casi desde sus inicios. Se trata de un excelente profesional, que tiene el gran mérito de hacer que estas funciones salgan adelante con todos los problemas que traen consigo. Es un pilar casi indispensable en estas representaciones de ópera. A sus órdenes estuvo una modesta Orquesta Luis Mariano y los coros Luis Mariano y ERAGIYOK Abesbatza (coros de Leviti y Magi), que me han sorprendido gratamente en esta ocasión.

aldo-salvagno

Aldo Salvagno

El personaje de Nabucco corrió a cargo del italiano Andrea Zese, cuya actuación fue bastante modesta. La voz no está mal, pero resulta bastante inexpresivo y eso es un problema para un personaje como Nabucco.
Abigail es uno de los personajes más difíciles que salieron de la pluma de Giuseppe Verdi y hay que decir que la soprano italiana Fernanda Costa fue capaz de enfrentarse al mismo y superar sus dificultades, que son muchas. Una correcta actuación la suya.
La mejor prestación vocal corrió a cargo del bajo burgalés Rubén Amoretti en la parte de Zaccaria. La voz no es un dechado de calidad, pero el cantante lo hace de manera notable y es un excelente profesional siempre.
Correcto el Ismael del tenor Manuel de Diego, así como la Fenena de Lola Casariego, a quien hacía tiempo que no veía en escena.
En los personajes secundarios Darío Maya lo hizo bien con Sacerdote de Baal, mientras Iker Casares fue un sonoro y agradable Abdallo. Finalmente, Klara Mendizábal lo hizo correctamente como Anna.
Como digo más arriba, el teatro había agotado sus localidades y el público pareció disfrutar con lo ofrecido en escena. Se aplaudió con fuerza especialmente a Rubén Amoretti y a Fernanda Costa. José M. Irurzun

Un comentario

  1. Javier 15/10/2019 a las 08:32 - Responder

    Buenos días,

    Una pequeña corrección. Los coros no corrieron solo a cargo del Coro Luis Mariano, sino que también estuvo ERAGIYOK Abesbatza (coros de Leviti y Magi), tal como constaba en el programa de mano.

    Un saludo,

    Javier Oyarzun
    ERAGIYOK Abesbatza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

calendario operístico 2022/2023