Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck
Critica: Sokolov, más allá...
Critica: Truls Mork, el clamor de la verdad
Por Publicado el: 20/02/2022Categorías: En vivo

Crítica: El Gato Montés araña por tercera vez

el-gato-montes-guillermo-maestranza-2022-mendo-4

Foto: Guillermo Mendo

El Gato Montés araña por tercera vez

‘El Gato Montés’ de Penella. Juan Jesús Rodríguez, Antonio Gandía, Mariola Cantarero, Simón Orfila, María Rodríguez, Sandra Ferrández, Fernando Campero. Escolanía de los Palacios. Coro de la AA del Teatro de la Maestranza. Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Director musical: Oliver Díaz.  Director de escena:  Raúl Vázquez.  Escenografía:  Carlos Santos.  Vestuario:  Massimo Carlotto.  Iluminación:  Eduardo Bravo. Coreografía: Alberto Ferrero. Producción de la Ópera de Tenerife.  Teatro de la Maestranza. Sevilla, 17/02/2021.

Es ya la tercera vez que se ofrece “EL Gato Montés” en Sevilla, mientras se echan en falta obras españolas de superior entidad relacionadas con Andalucía, como la misma “Vida breve”. Ello no es óbice para que el público haya disfrutado con una representación globalmente satisfactoria, aunque con sus más y sus menos.

Lo más positivo son las voces de Juan José Rodríguez y Antonio Gandía, que responden perfectamente a lo que se espera de un auténtico barítono y un auténtico tenor. El primero luce su amplio caudal, de timbre rotundo e indudable fuerza dramática. Da gusto verle y escucharle desde su aparición, escénicamente impactante, hasta su muerte final. A su lado, un Gandía de color lírico, que viene bien para contrastar la debilidad de un personaje frente al otro, pero valiente y de claro y bien proyectado registro agudo, así como expresivo. Junto a ambos el siempre eficaz Simón Orfila, que sabe combinar drama y comicidad, y un prometedor Hormigón de Campero. Fueron, desde luego, las voces masculinas muy por delante de las femeninas. Mariola Cantarero no pasa por su mejor momento. Sus características vocales no son de por sí las más adecuadas para el papel de Salud, pero a ello se añade que el fraseo resulta con frecuencia prácticamente ininteligible, un deficiente registro grave, un agudo tenso y un vibrato excesivo. No es la Mariola tantas veces admiradas. Esperemos que recupere pronto sus muchas virtudes. Correctas, sin más, Sandra Ferrández como gitana y María Rodríguez como Frasquita.

También hay que apuntar que a la soprano no le ayuda la dirección de Oliver Díaz que, si bien sabe crear musicalmente el ambiente dramático, se lanza por la vertiente más sinfónica de la partitura de Penella, queriendo lucir orquesta -que indudablemente suena bien, al igual que los coros- – más que acompañar a las voces, lo que repercute en que éstas queden apagadas.

Tras aquel “Gato” de la Expo con Plácido Domingo, se vio en Sevilla la producción del Teatro de la Zarzuela firmada por José Antonio Plaza. Llega ahora una producción de la Ópera de Tenerife con sus luces y sombras. Su principal sombra es precisamente su falta de la luz sevillana, que en la partitura es fundamental para contrastar con la negrura del drama. Acierta en la plataforma circular giratoria sobre la que se mueven los intérpretes, en los tres decorados posteriores que cierran el escenario sobre los que se van proyectando imágenes y que bien pueden recordar una plaza de toros antigua, también los predominantes colores rojizos y una positiva dirección actoral, incluso con algunos momentos brillantes.

En resumen, una aseada faena en el Maestranza. Gonzalo Alonso

Gato-Montes-Maestranza-2022-saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banners_xarxes_wozzeck_250x250_cast

Calendario de conciertos en España

banner-version-digital-lago-cisnes

calendario de representaciones operísticas por Europa