Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Piratas
Mi madre, emprendedora
Por Publicado el: 20/02/2012Categorías: Artículos de Gonzalo Alonso

Juventudes maduras

Juventudes maduras
Fue en Bélgica, en 1940 y no en Madrid, donde fue fundada “Juventudes Musicales de Madrid” con el objeto de difundir la afición entre los jóvenes. Hoy día pertenece a la Federación Internacional de Juventudes Musicales y es miembro fundador del Consejo Internacional de Música de la UNESCO. Entre sus más preclaros padrinos figuraron José Eugenio de Baviera, Federico Sopeña, Joaquín Ruiz Jiménez o Enrique Franco y desde 1983 dirige su rumbo infatigablemente María Isabel Falabella. Su abanico de actividades es extenso, abarcando desde el concurso nacional a las becas de ampliación de estudios, pasando por los concierto de jóvenes en centros culturales madrileños o el soberbio ciclo que desarrolla en el Auditorio Nacional. Todo ello la han hecho merecedora de la Medalla al Mérito en la Bellas Artes en categoría Oro y a la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo de la CAM.
El ciclo sinfónico es, junto a Ibermúsica, el mejor de los que se desarrollan en España. Baste apuntar que tan sólo en un mes pasarán por el Auditorio la Orquesta de París con Maazel, la Mahler Chamber con Gardiner, la Filarmónica de Londres con Bell y Jurowski, la Filarmónca de Radio Francia con Myung-Whun Chung , los Músicos de Louvre Grenoble con Minkowski o la Sinfónica de Gothenborg con Dudamel. En toda actividad se puede encontrar algún punto débil y quizá el de las Juventudes madrileñas sea que se han vuelto demasiado maduras. La edad media del público que asiste al ciclo se acrecienta año tras año, lo cual puede tener su lógica pero es algo que sin duda inquietará a Falabella. La relación calidad-precio es magnífica, con sus entradas más caras a 110€, pero no todos los conciertos reúnen calidad equiparable y, de otro lado, los 55€ de las localidades más baratas tampoco están al alcance de la juventud. Sin duda la elección no es fácil y, en una organización privada, el precio de la calidad ha de trasladarse al espectador, pero en algún momento habrá que pensar en cómo reactivar la juventud de “Juventudes”. Estoy seguro que la estupenda mente organizadora de Isabel Falabella está en ello y encontrará el camino para redondear un enorme esfuerzo que cobra mayor significado en tiempos en que propia la subsistencia de muchas instituciones musicales se halla en entredicho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa