Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

250X250 EL BARBERILLO DE LAVAPIÉS BANNER
Grundman: "He llorado lo que no está escrito"
Entrevista con Paul Agnew (parte 2)
Por Publicado el: 16/09/2017Categorías: Entrevistas

Kiri Te Kanawa: «No quiero oír mi voz nunca más»

Kiri Te Kanawa: «No quiero oír mi voz nunca más»

Dame Kiri Te kanawa dejó de subirse a escena ya hace un año por su problema con las rodillas, pero no ha sido hasta ahora, cumplidos los 73 años, cuando ha declarado que se retira definitivamente de los escenarios.

«No quiero oír mi voz», ha dicho la soprano, cuya carrera se ha prolongado durante 50 años.

«Aquello ya es el pasado. Cuando estoy enseñando a jóvenes cantantes y escuchando voces jóvenes, frescas y maravillosas no quiero que mi voz esté cerca de las de ellos».

Dame Kiri Te Kanawa ha cantado en las mejores casas de ópera de todo el mundo. Saltó a la fama en 1971, cuando fue contratada como Condesa de Las bodas de Fígaro en el Covent Garden. Hasta ese día había sido prácticamente una desconocida.

«He hecho una carrera tan maravillosa», ha declarado la cantante neozelandesa. Pero se ha mantenido firme hasta ahora, ya que quería ser ella la que decidiera «cuál iba a ser la última nota».

En cualquier caso, ha admitido que ha tardado cinco años «en decirme adiós a mí misma».

Coincidide así que su última función fue en un concierto en Ballarat, cerca de Melbourne, en Australia, en octubre del pasado año. «Antes de seguir adelante, me dije, bien, ya está. Y ese fue el final».

La soprano, que tiene ancestros maoríes, declaró que ahora ni siquiera canta en la ducha porque nunca lo hizo, pero que no se arrepiente y no hecha de menos cantar: «Me acuerdo de lo que hice. Los recuerdos son maravillosos».

De hecho puede presumir de haber alcanzado una fama que no es la típica de una cantante de ópera. Seiscientos millones de personas la vieron cantando «Let the Bright Seraphim» de Haendel en la boda de los Príncipes de Gales en 1981: «Me lo comunicaron tres meses antes de la cita  -ha declarado- ¿puedes imaginarte lo que fue guardar el secreto durante todo ese tiempo?».

Tras la muerte de la Princesa de Gales, nunca más volvió a cantar esa pieza. «No quise hacerlo», ha comentado, «cuando murió, sentí que debía olvidarme de ese aria para siempre». Confiesa que ni siquiera ha vuelto a escucharla desde entonces: «Es por respeto hacia ella. Su muerte fue algo tan terrible que no he querido volver a oírla».

Te Kanawa fue también la primera cantante en actuar en la Copa del mundo de rugby en 1991, otra aparición curiosa fue la que hizo en la serie de televisión Downton Abbey en 2013.

Ahora estará mucho más pendiente de su trabajo como profesora de lo que ella misma llama «futuras estrellas» a través de su propia fundación, y recientemente ha sido premiada con el Gramophone Classical Music Awards: «es algo muy muy especial», ha declarado.

También insiste en que, cuando piensa en su carrera, jamás se ha sentido completamente satisfecha: «Nunca he conseguido al cien por cien la perfección que buscaba, de hecho nunca he salido de un escenario diciendo «lo he clavado». Nunca, siempre pensé que había errado en algo. Estaba continuamente analizando toda la función una vez que el telón había caído», pero dice con una sonrisa: «siempre seguí intentándalo».

Maravillosa entrevista a Kiri Te Kanawa tras 43 años de trabajo en el Covent Garden

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banner-liceu-flauta-magica-22

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-festival-de-granada-22