Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

el-caserío-escenaCRÍTICA: "El caserío"
CRÍTICA: "Manon Lescaut"
Por Publicado el: 21/06/2013Categorías: Crítica

Leo Nucci devuelve su sentido a la ópera en «Rigoletto»

Temporada de la Maestranza

Leo Nucci devuelve su sentido a la ópera

“Rigoletto” de Verdi. I.Jordi/C.Albelo, J.J.Rodríguez/L.Nucci, M.Cantarero/J.Prat, D.Ulyanov, M.J.Montiel, A.Otxoa, M.A.Arias, F.Latorre, etc. Coro de la A.A. del Teatro de la Maestranza y Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. S.Vizioli, dirección escena. P.Halffter, dirección musical. Teatro de la Maestranza. Sevilla, 19 y 20 de junio.

“Rigoletto” era ya obra muy querida en Sevilla, en cuya Maestranza se ha ofrecido en 1991 y 1996, pero lo será aún más tras las representaciones de esta temporada por varios motivos. De entrada por los muy atractivos casts ofrecidos en dos repartos diferentes, repitiendo las experiencias de “Turandot”, “Butterfly”, “Boheme”, “Turandot”, “Fanciulla del West” o “Tosca”. De forma muy especial por el esfuerzo de apoyo que supone a nuestros artistas, ya que todo el primero de ellos es español con la excepción de Sparafucile. Es una acción que merece destacarse y apoyarse, sobre todo en los momentos actuales y que, afortunadamente, es compartida por otros teatros como el de la Zarzuela.

Y también será más querida porque el público puede disfrutar de lo que de verdad es la ópera. Al terminar la representación que encabezó Leo Nucci, tras las aclamaciones en pie del público, le dije a mi buen amigo y crítico de ABC, González Lapuente: “Alberto, esto es la ópera” y él me contestó “Estaba pensando lo mismo”. Y es que, por más vueltas que quieran darle algunos, la ópera sólo cobra todo su sentido cuando sobre el escenario hay auténticos cantantes. Escuchar a Leo Nucci (Bolonia, 1941) supone un viaje a los grandes tiempos de la lírica. Tiene ya 71 años, pero en este momento no hay nadie que admita comparación con él. Un artista completo, inteligentísimo en la forma en que se conoce a sí mismo, en cómo emplea su instrumento y capaz de llegar a todas las fibras del espectador. Tablas por los cuatro costados. Estaba además en vena, sintiéndose en tan plena forma como para abordar los tres agudos que fueron tradicionales y hoy apenas se escuchan. Provocó el delirio y el bis de la “vendetta”, estupendamente acompañado por Jessica Pratt.

Pedro Halffter plantea una lectura personal en tempos y dinámicas, lejana a los colores habituales de Verdi desde los primeros compases del preludio, que alcanza gran intensidad en la escena de la tormenta. La producción de Parma tiene ya algo de rancia pero ayuda a contar la historia sin más añadido innecesario que el que introduce Stefano Vizioli con el incesto entre hermanos.

Por lo demás, merece la pena escuchar ambos repartos, aunque quizá sea difícil repetir la entrega y emoción lograda el dia 20, con barítono, soprano y tenor lanzados a no dejar un sobreagudo en el tintero, ni el del dúo tenor-soprano, ni el de la cabaletta del tenor. Muchos son los aspectos destacables de uno y otro cast: la seguridad en el registro alto de Celso Albelo y la muy positiva evolución del personaje desde que lo debutó en el Real o la admirable regulación de las medias voces de la que hizo gala Ismael Jordi. Si de Pratt sobresale la voz tan bella y como homogénea, de perfecta afinación y musicalidad, en Mariola Cantarero destaca el calor que imprime a Gilda en la escena final o los pianos en “Caro nome”. Juan Jesús Rodríguez logra salir más que airoso de un reto que muy pocos superarían, como lo es todo competir con Nucci y por ello me permito un consejo: la voz es importante como para que no parezca que lo tiene que demostrar permanentemente. Dmitry Ulyanov y María José Montiel, ambos en los dos repartos, suponen un lujo como Sparafucile y Maddalena en estas representaciones que cierran magníficamente una temporada de altura de un teatro capaz de cuidar también detalles como la colocación de un ramo en la butaca que siempre ocupó Ángel Casal, primer presidente de la Asociación de Amigos de la Ópera, fallecido recientemente. Gonzalo Alonso

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23