Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

Roberto-Forés-VesesCrítica: Roberto Forés Veses dirige la Euskadiko Orkestra y el Coro Easo
Khachatrian-y-Liebreich-con-la-OVc-Live-Music-ValenciaCrítica: Alexander Liebreich y Serguéi Jachatrián con la Orquestra de València
Por Publicado el: 31/10/2022Categorías: En vivo

Crítica: Maria Joao Pires, llanto sin lágrimas

Llanto sin lágrimas

Obras de Schubert y Debussy. M. J. Pires, piano. Festival Iturbi. Palau de les Arts, 28 de octubre de 2022

Maria Joao Pires

Maria Joao Pires inauguró con este magistral recital la segunda edición del Festival Iturbi; una que propuesta que en 2020, tras el impacto de la pandemia, la Diputación de Valencia lanzó para reivindicar la figura del pianista valenciano. Entonces lo hizo con imaginación y talento a cargo del pianista Óscar Oliver, ahora es Justo Romero quien ha tomado las riendas y con él podemos decir que el festival se consolida y alcanza la madurez. Un buen ejemplo de eso es este memorable recital de la pianista portuguesa que, a sus 78 años, se encuentra en una fascinante fase de su carrera. Las virtudes que han constituido su sello personal a lo largo de más de medio siglo de carrera, ahora aparecen más depuradas si cabe. En ese sentido, no falta ese característico sonido perlado tan propio de su pianismo, tampoco su intimismo ni el personal fraseo que huye de toda afección artificiosa. Pero, además, en este momento parece haber eliminado definitivamente cualquier efecto innecesario. Es como si hubiese sometido su propio arte a un proceso de depuración para lograr llegar a la misma esencia de las obras. No hay ni la mínima sombra de recreación en ningún ornamento y desaparece cualquier tentación de ampliar algún efecto, en consecuencia, todo aparece comedido hasta el extremo y, a la vez, consigue interpretaciones expresivas e intensas como si fuese la música quien hablara directamente. 

El programa proponía una atractiva alternancia entre la música de Schubert y Debussy. Comenzó con la sonata en la mayor D664 de Schubert ejecutada con claridad y elegancia para pasar a una Suite bergamasque de Debussy que sorprendió por la frescura y claridad en las texturas. Con un uso magistral del pedal logró que las armonías del compositor francés llenasen el auditorio del Palau de les Arts con una inusitada claridad. 

Pero, sin duda, fue en la segunda parte donde la pianista llevó al máximo su arte con una interpretación de la sonata en si bemol mayor D960 de Schubert propia de una leyenda. Maria Joao Pires parecía tener cada una de las respuestas a todas las interrogantes que esta monumental obra plantea, como ese misterioso trino del primer tiempo que apareció como desnudo en sus manos o ese segundo tiempo lleno de patetismo que ella transformó en una especie de llanto sin lágrimas. En definitiva, toda una lección de arte. Como bis solo ofreció el Arabesque nº1 de Debussy que resultó un evocador epílogo. César Rus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

calendario operístico 2023