Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

CRÍTICA: "Una encendida Isolda"
Volodos, en busca del piano íntimo
Por Publicado el: 29/09/2013Categorías: Crítica

Temporada de la OCNE: El difícil equilibrio del “War Requiem”

Temporada de la OCNE

El difícil equilibrio del “War Requiem”

“War Requiem” de Britten. S.Cvilak, T.Robinson, D.Wilson-Johnson. Coro de RTVE y Escolanía de Segovia de la Fundación Juan de Brobón. Coro y Orquesta Nacional de España. S.Bychkov, director. Auditorio Nacional. Madrid, 29 de septiembre.

Comenzó la temporada de la OCNE, en su transición hasta la próxima titularidad de David Afkham en 2014/15, con Semyon Bychkov en el podio, uno de los directores con peso en el panorama internacional, y una obra  llena de contenido como es el “War Requiem” de Britten, que precisa tan amplísimas huestes musicales que casi no cabían en escenario del Auditorio Nacional. Tres solistas –soprano, tenor y barítono- coro mixto, coro de niños, órgano, orquesta de cámara y orquesta sinfónica, que además el compositor dejó claro cómo habían de colocarse, lo que en la sala madrileña sólo se respetó a medias.

Britten escribió la partitura para la reconsagración de la catedral de Coventry en 1962, destruida durante un bombardeo en la segunda guerra mundial junto a la práctica totalidad de las más de cuatro mil casas de la ciudad, dejando más de seiscientos muertos civiles.  La concibió aparentemente como música de reconciliación, no en vano tenor y barítono –en el estreno Peter Pears, inglés y Dietrich Fischer-Dieskau, alemán- se hermanan al final en la muerte. “I am the enemy you killed, my friend”, rezan los textos en inglés del poeta soldado Wilfred Owen, que alternan con la liturgia latina. Sin embargo contiene también un fuerte mensaje de advertencia, no en vano Britten dedicó la obra a cuatro amigos, tres de ellos desaparecidos en la contienda sin siquiera ser enterrados. Si bien hay momentos de grandiosas sonoridades que utilizan todos los medios sobre el escenario, también los hay de enorme contención, de desnuda serenidad. Todo ello ha de saber combinarlo quien se sube al podio y Bychkov estuvo igual de inspirado en las eclosiones del “Dies irae” o el potente final del “Sanctus” que en la paz del “Let us sleep now…” conclusivo, demostrando un exacto control en la polifonía del “Offertorium” y, en definitiva, su dominio de la arquitectura sonora. Repitió así el mismo alto nivel de su “Elektra” en el Teatro Real o su “Lohengrin” se Salamanca.

Las larguísimas ovaciones del público, de casi diez minutos, premiaron justamente la excelente labor del director, la calidad homogénea de los tres solistas y la magníficas prestaciones de los coros y la orquesta en lo que supone un alentador inicio de una brillante temporada en la que participarán Pons, Mena, López Cobos, Fruhbeck de Burgos, Harth-Bedoya, Alapont, Koopmann, Luisi, Antonini, Nagano, Pletnev o Eschenbach. Gonzalo Alonso

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23