Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
trio-lluna-claret-colomEl trío Lluna-Claret-Colom se presenta en Barcelona y Madrid
pablo-heras-casadoPablo Heras-Casado dirige la Novena de Bruckner con la Sinfónica de Madrid
Por Publicado el: 06/01/2022Categorías: Noticias

150 años del nacimiento de Alexander Scriabin

El legado del compositor y pianista ruso estuvo modelado por su pensamiento filosófico, conciencia mística y el fenómeno sinestésico

aleksandr-scriabin

Aleksandr Scriabin

Aleksandr Nikolaevich Scriabin nació el 6 de enero de 1872 en Moscú, en el seno de una familia militar. Su madre, concertista profesional, falleció un año después del parto y fue su tía Liubov Scriábina quien se encargó del cuidado del niño.

scriabin-1879

Scriabin en 1879 (c) Scriabin Association

Desde muy tierna edad, Scriabin mostró interés y facilidad para la música: con 3 años tocaba melodías de oído al piano, con 6 improvisaba con dos manos y dos años más tarde escribió dramas para un teatro de juguete. El pianista Antón Rubinstein, amigo y admirador de la madre de Scriabin, quedó impresionado por la habilidad del niño y recomendó a su tía que no se precipitase con la formación musical e incentivase que siguiese su propio camino.

Georgii Konyus fue su primer profesor de piano, en 1882, y un año más tarde, Scriabin comenzaría a prepararse para entrar en el Conservatorio con Nikolai Zverev. Entre sus alumnos se encontraba también Rachmaninov, un año más joven que él. Scriabin compaginó su educación instrumental con el aprendizaje de teoría y armonía impartidas por Sergei Taneev, quien en seguida destacó sus cualidades auditivas. Fue entonces cuando la composición se convirtió en una actividad constante.

Primeras composiciones

Scriabin publicó su primera obra en 1892, tras graduarse en el Conservatorio y ser condecorado con la Medalla de Oro por su curriculum en piano y composición. Dos años más tarde debutó como compositor y pianista en San Petersburgo. Entre el público se encontraba Mitrofan Belyayev, que se convertiría en el editor, mentor y patrón del joven músico. Hasta 1896, completó y publicó su Primera Sonata, op.6 y los 12 Estudios op.8. Scriabin catalizó las impresiones de su gira por Alemania, Suiza e Italia en los 24 Preludios op.11.

Desde aquel momento, los conciertos en el extranjero fueron continuos: París, Bruselas, Berlín y La Halla fueron el marco en el que nacieron su Concierto para piano op.20, la Segunda, Tercera y Cuarta Sonata para piano, el poema sinfónico Mechty op.24 y sus Primera y Segunda Sinfonía, así como sus hijos: Rimma, Elena, Maria y Lev.

Scriabin, profesor de piano en el Conservatorio de Moscú, dejó el puesto en 1902 y en febrero de 1904 se mudó a Suiza, donde escribiría sobre sus ideales filosóficos y se implicaría más estrechamente con los intelectuales. En 2018, sus diarios y anotaciones se editaron en el libro ‘The Notebooks of Alexander Skryabin’.

Poema del Éxtasis

En diciembre, el compositor y su mujer, Vera Ivánovna Isákovich se separaron y unos meses más tarde, de su romance con Tatyana Schloezer, nació su hija Ariadna. Fue en este momento cuando Scriabin esbozó las primeras ideas de su Poema del Éxtasis op.54, que culminaría en 1906 con una impresión privada de la obra. La escritura del Poema corrió en paralelo a la escritura de su segundo cuaderno sobre filosofía, en los que profundiza sobre su análisis de la conciencia y cómo esta afecta al plano físico.

La publicación de esta obra fue un camino largo que llegó a término con la amistad entre Scriabin y el bajista Sergei Kussevitsky, cuya mujer amparó la edición del Poema, las Tres piezas op.52 y la Quinta Sonata, además de una serie de conciertos en Moscú y San Petersburgo. En 1908, el Poema del Éxtasis recibió el Premio Glinka.

Prometheus

Su relación sentimental con Schloezer, que entonces contaba con dos hijos, no fue aprobada por su círculo de amistades, por lo que el compositor y su familia dejaron de nuevo Rusia para asentarse en Bruselas por 10 meses. Este fue un prolífico momento creativo para Scriabin, que concluyó su Prometheus y entabló amistad con el teósofo Jean Delville. Esta obra se estrenó en Moscú en 1911, el mismo año que nació su tercera hija con Schloezer, Marina, y recibió la trágica noticia del fallecimiento de su hijo Lev.

La manutención de su familia fue entonces una prioridad absoluta, por lo que Scriabin consagró su tiempo a la actuación en sucesivas giras internacionales que incrementaron su reconocimiento como pianista y el de su propia obra.

Ambiciones truncadas

Sin embargo, su gran proyecto era componer su mayor obra hasta la fecha; Mysterium. Los gérmenes de esta composición pueden escucharse en el coro de su Primera Sinfonía y leerse en los bocetos de una ópera inacabada. Las magnitudes de su proyecto tuvieron que ser reducidos a una obra para voces y orquesta que tituló L’acte préalable. Scriabin escribió el libreto durante su visita a Londres, donde actuó en dos ocasiones – Queen’s Hall y Wigmore Hall – y fue allí donde una infección en la boca le provocaría intensos dolores y su muerte por sepsis.

Los ingresos de la familia no fueron suficientes ni para costear el funeral, que contó con una asistencia multitudinaria, ni para que la familia pudiese subsistir con los ahorros. Rachmaninov, que fue crítico con el estilo compositivo de Scriabin, emprendió una gira con obras exclusivamente de Scriabin para recaudar fondos para la viuda y sus hijos.

Escuche a continuación una interpretación de su Poema del Éxtasis por la Philaharmonia Orchestra y el maestro Esa-Pekka Salonen en los Proms de la BBC de 2010:

Una grabación de Prometheus por la Svetlanov State Ochestra dirigida por Vladimir Jurowski y Alexei Volodin como solista:

Escuche una selección de los Preludios de Scriabin y Rachmaninov interpretados por Luis Fernando Pérez como parte del ciclo ‘Scriabin: integral de las sonatas para piano’ de la Fundación Juan March:

Esta Fundación dedicó también un ciclo a la sinestesia, una cualidad del compositor que marcó una fuerte impronta en su obra. Consulte aquí más detalles.

Más detalles sobre su vida y obra aquí.

Un comentario

  1. Un autor por el que siento una pasión intensa desde hace bastantes años. Algunas de sus obras son «de reclinatorio» y para detener el mundo, sobre todo sus sinfonías (¡ese primer movimiento de la Tercera!) o la cuarta sonata. A ver si el aniversario tiene la repercusión que merece en los suplementos culturales y en la vida musical (obviamente, dentro de las limitaciones impuestas por las circunstancias)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa