Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Por Publicado el: 14/03/2005Categorías: Noticias y maldades

Pasen y escuchen, que no vean, por la módica suma de 110 euros cómo se imitaba a Rossini en España. En el Real.

Esperpéntica la situación que se vive en el ambiente musical sevillano desde hace unos meses. Causa estupor entre muchos aficionados la política de uno de los críticos del ABC sevillano de utilizar sus críticas para rebatir y denigrar lo que previamente ha publicado uno de los críticos del DIARIO DE SEVILLA. Como éste saca sus críticas al día siguiente, está clara la maniobra. Resulta que el “contracrítico”, un recién llegado a estas tareas, fue el único que no firmó el ya famoso comunicado de los críticos contra la política de ceses y nombramientos de Juan Carlos Marset. Desde entonces no se les volvieron a encargar notas a los programas de mano al resto de los críticos. El director del ABC ya ha recibido varias cartas denunciando la ridícula situación y extrañándose del casi total apartamiento del otro crítico del mismo medio.

Conversación entre un conocido agente artístico y un bisoño multidirector artístico de orquestas de un teatro.
-Director: Me gustaría hacer en mi teatro alguna ópera de Britten.
-Agente: Pues hay una producción estupenda de “Muerte en Venecia” de Pierluigi Pizzi.
-Director: No, yo quiero algo de Britten, no de Pizzi.
Sin comentarios.

Hay directoes muy finos, muy fieles a los originales, a las formas de hacer de antes. Y los hay muy fieles al bolsillo, como aquel que decía al director artístico que le contrata: «Si quieres que toque dos sinfonías, me tienes que pagar el doble ya que te ahorras uno o dos solistas en la primera parte». Y lo peor es cuando ambos coinciden en la misma persona o en su pareja y te meten instrumentistas de la orquesta y cantantes del coro como solistas. Estos les tienen que estar agradecidos por la oportunidad que les bridan y el director puede cobrar por todos. Todos tan contentos… Excepto los oídos del respetable no respetado. Y nadie protesta.

¿Cómo es posible que se pueda cobrar el mismo precio -unos sabrosos 180 euros- por ver Lohengrin con Seifert y Meier, que por un segundo reparto de nombres desconocidos? ¿Para cuando una revisión de la política de precios del Real? La gente está que trina.

Hay conciertos en los que uno se aburre tanto que el único consuelo es dedicarse a ver las noticias en su movil o pocket-pc. Lo desesperante es cuando sucede en una de esas salas -escasas aún, gracias a Dios- en las que se anulan las ondas y no hay recepción GPRS. Entonces sólo queda el «apaga y vamonos». Si las conveniencias sociales no lo impiden.

Ya ven lo que es la vida: Fruhbeck y Gómez Martinez triunfando por todo lo alto en el extranjero y aquí apenas se les ve. El granadino es el único español que dirige en la Opera de Viena. Volverá a ella, tras actuar con la Filarmónica en el pasado «Don Carlo» salzburgués, para una docena de funciones -con ensayos previos- de «Werther», con Flórez, y «Ballo in maschera». Y yo me pregunto: ¿es que por el Real pasan directores mejores? ¿O es que hay alguien a quien no le interesa que vuelva

Las represalias en Sevilla a los críticos díscolos con Marset y Halffter llegan a los absurdos más completos. Juan Diego Flórez ha ofrecido un estupendo recital con canciones de manuel garcía en la primera parte. Andrés Morejo Menguibar es toda una autoridad en la materia del también andaluz. Pues no, no le han encragado a él las notas al programa de mano, sino que llegaron de Madrid.

La revista musical Opera Actual ha concedido sus premios anuales a la ABAO, Teresa Berganza y el joven barítono Gabriél Bermúdez, afincado en Zurich y que cantará Papageno en el Real esta temporada.

Calixto Bieito tendrá oportunidad de hacer de las suyas con Wozzeck, ópera que se presta mucho a ello. Significará su debút en América, concretamente en Houston en abril de 2007.

Cristina Gallardo-Domás, la soprano chilena afincada en Las Palmas, ya tiene nuevo papel para el Festival de Canarias: cantará su primera Doña Elvira junto a René Pape como Don Giovanni.

Thomas Quasthoff cantará con la orquesta de Cleveland el papel principal de Falstaff. Dirigirá, naturalmente el concierto, Welser-Möst. ¿Nadie se anima a proponerle Rigoletto en escena? Ni es maldad ni broma.

La próxima Gioconda liceísta, con puesta en escena de Pizzi, contará con la poderosa voz de Deborah Voigt. Lejanos quedan los tiempos de Bumbry, cuando tiró un zapato al director de orquesta porque llevaba muy lento el tempo.

El concurso de canto Montserrat Caballé se celebrará del 8 al 15 de mayo en Seo d’Urgell y la soprano impartirá clases magistrales.

A la relación de desaparecidos en fechas últimas hay que añadir algunos nombres de los que apenas se ha ocupado nadie, como Margherita Carosio, a los 96 años; Elena Suliotis, a los 61; Bianca Berini a los 75; Robert Merrill a los 87; Hans Vonk a los 63; Trudeliese Schmidt a los 62.

Juan Diego Flórez, que pasó por el Real sin que nadie le invitasea volver, será protagonista de una nueva producción de «La hija del Regimiento» en el Met en la temporada 2007-08. En el Liceo tiene ya contratos hasta 2011, empezando por el Idreno de Semiramide el próximo noviembre. Darina Takova y Daniela Barcellona estarán a su lado. Como en Pésaro…

José Cura, otro desperdiciado en Madrid, también canta en el Liceo. Tras «Il Corsaro» lo hará como Otello en Febrero de 2006.

Ben Heppner debutará como Sigfrido en Aix on Provence en 2008-09. Aquí sigue desconocido.

La muy adorada por algún político español del PP cantará Violetta en La Bastilla en 2007 bajo dirección de Sylvain Cambreling. Señor alcalde, ya lo sabe usted.

Los países mediterraneos no tenemos remedio. En la Scala ha vencido Muti la última batalla y ha conseguido que echen a Carlo Fontana, el sobreintendente, y ha colocado en su lugar a Mauro Meli, que para él es una especie de secretario. Como consecuencia ha dinitido el asesor de cultura de Milán por no estar de acuerdo y los trabajadores de la Scala han anunciado una huelga que afectará a todas las premieres -ya fue cancelada la de Dama de Picas- y a todos los espectáculos de Muti, quien se ha refugiado en su casa y no quiere hacer declaraciones.

Guerra en Lisboa. El anterior gobierno portugués incumplió la promesa de entregar un millón y medio de euros al Teatro San Carlo y su director, Paolo Pinamonti, reaccionó suspendiendo la temporada a partir de final de marzo. ¿Qué hará ahora el nuevo gobierno?

También se cesa a responsables artísticos de teatros en Italia. En Palermo ha sido despedido Pino Cuccia, antiguo asesor artístico de la Maestranza sevillana. No le han dado un duro y le han dicho que acuda a reclamar a los tribunales, lo que es tanto como decir esperar diez años, dada la justicia italiana. ¿Qué hará Cuccia para pagar casa y muebles que había comprado para establecerse en Palermo?

Y yo me pregunto si con Antonio Moral seguirá habiendo gente con veto para cantar o dirigir en el teatro. Veto o dificultades grandes. Ahí están los casos de Gómez Martínez, a quien siempre se le ofrecen fechas que ya tiene ocupadas como bien sabe cualquiera y más el representante si los es de él y del director musical del teatro. O el de María José Montiel, o el de Iñaqui Fresán… Algo debería cambiar.

¿Cómo es posible que funcione tan mal el departamento de internet de ABC? ¿O es que la música les trae al pairo? Porque no aparece ni una sola crítica de música clásica desde hace meses. Estimado sr. González Lapuente, ¿por qué no plantea una queja seria?

¡Menuda huída de abonados en la primera de Lohengrin en el Real! Muchos cedieron sus localidades. Por eso se vio en el patio de butacas un montón de críticos y aficionados a los que el teatro tiene muy difícil satisfacer habitualmente. Wagner y sus cuatro horas siguen pesando a muchos.

¿No está ya bien de que Rostropovich saquee las arcas musicales? ¿Cuándo se darán cuenta tanta y tanta autoridad de que con su presencia están favoreciendo el saqueo. Están muy bien los amigos, pero…

¿Qué me dicen de la puñalada trapera de López Cobos a Sagi? Claro, que no es de extrañar si se piensa que aún no le ha dado ni las gracias a aquél que le llevó al Real, sugiriendo la idea, allanando el camino, dándoselo a conocer y permitiendo las posteriores entrevistas que tuvo en San Sebastián. En esta vida hay para todo. Claro, que de esta historia, ya sólo quedan en el Real los dos protagonistas para poderla contar. Y hay que ver con la dedicación exclusiva. ¿Saben ustedes cuántos meses al año pasa Levine en el Met? ¿Saben cuántos cualquier director musical en su teatro? ¿Saben cuántos pasa López Cobos en el Real?

¿Se han dado cuenta de la cantidad de ópera en concierto que hay en el Liceo? Pues no es nada. Ya sólo falta hacer ballet en versión de concierto. ¿Se imaginan?

Y, a propósito de ballet, éste está de luto en el Real tras la llegada de Antonio Moral. Y es que no le gusta nada. Nuestro flamante Nacho Duato puede preparar su ametralladora parlante

La excusa de moda: exclusividad. Me gustaría saber si todos los demás también tienen exclusividad. Vamos, no es que me gustaría saberlo es que alguien debería sacar a la luz los multiempleos de los demás. En dedicación o en remuneración. ¿Es que se creen que somos todos tontos?

A Consuelo Llorente parece que le espera una cargo importante en Valencia.

¿También Lorin Maazel fichará por Valencia? ¿Quién montará finalmente la nueva orquesta del Palau de las Arts, si es que se llega a montar? ¿Qué papel desempeñará García Asensio en todo ello?

La música no sólo es su trabajo, porque hace horas extras con frecuencia y se queda en la casa para escuchar. Y disfruta. Por eso uno no entiende su trato tan seco a diario.

La tarde del 2 de febrero todo fueron rumores sobre un posible encontronazo de Emilio Sagi con la ministra de cultura. Según los mismos le habría dado una semana para vaciar su despacho. Sagi desmintió el rumor a última hora

Pedro Halffter no aprende y ha vuelto a tropezar dos veces en la misma piedra. Convocó en Sevilla una rueda de prensaa y luego invitó a comer, pero no a los críticos sino a los redactores y jefes de las secciones de cultura y les dijo que no entendía el rechazo que entre aquellos había suscitado alguien que había triunfado en Salzburgo, Viena, etc. Pretendía saltárselos a todos y le salió el tiro por la culata. ¿Cuando se dejará aconsejar bien?

Buena la armó Carlos Alvarez en Malaga. Había sido contratado junto con la troupe .Rocio Ignacio y Miguel Ortega- para un Requiem de Brahms, pero le salió algo fuera más importante y canceló. Los malagueños estuvieron a punto de quedarse sólo con la cía. Acertadamente la organización les canceló al resto.

Y, hablando de cancelaciones, Rocio Ignacio ha dejado muy mal sabor de boca en Santander a causa de dejarles colgada una Marina a poco de tener que empezar la velada.

¿Cómo es posible que semana sí, semana no, se metan doscientas personas en la sala de las Meninas en el Museo del Prado para asistir a conciertos. Son de lo más glamoroso, pero ¿y los cuadros? ¿De verdad precisa tanto dinero el Prado que no le ha bastado con duplicar el precio de las entradas? Alguien ha de intervenir.

Pues no tengo más remedio que recoger el rumor, porque circula por toda España. Se cuenta que el sustituto de Emilio Sagi en el Real podría ser Antonio Moral -Scherzo, Fundación Caja de Madrid, Festival Mozart, Festival de Cuenca, etc.- muy especializado en un repertorio que no es precisamente el del Real. Moral vale un montón y es inteligente -hablaré largo de él si llega el caso- pero he aquí una duda: ¿lo que el Teatro necesita acaso no es más proyección internacional? ¿Quién aportaría más?: ¿Moral al teatro o el teatro a Moral? Porque a mi juicio y una vez que Sagi ha dado un nivel al Real, lo que hace falta es elevarlo, dotarle de prestigio internacional con una figura internacional de peso -casi necesariamente extranjera- que lleve el nombramiento a las páginas culturales de todos los diarios y revistas musicales y que hable de tu a tu a los intendentes de todos los teatros de primera fila, sin que nadie les tenga que contar a estos quién es aquel.

¿Por qué se ha notado tanta mejora en tan poco tiempo en el coro del Liceo? Su nuevo responsable, José Luis Basso, ya estuvo en él en tiempos de Gandolfi y Sicuri, pasando luego a los teatros de Nápoles y Florencia. Se cuenta que el saliente era buen profesional, pero tenía demasiado genio y hoy no se puede jugar a Toscanini.

¿Quién era realmente esa «Tosca» que envió media docena de ramos de flores a Cura a los camerinos del Liceo y que se entregaron por error a Domingo cuando eran para Cura, quien las repartió entre el personal femenino del teatro? Se dice que el propio Cura.

¡Menuda la que están montando los muchos amigos del foro lírico de ópera actual! Hasta han constituido una asociación y se reunieron en Madrid para cenar con Juan Diego Flórez y darle un premio.

¡De auténtica vergüenza las actuaciones de Mutti y Fontana, los máximos responsables de la Scala, en el funeral de Renata Tebaldi. Les contaré por extenso en un artículo al respecto. Grande en cambio el gesto de Bergonzi, compañero y buen amigo, y sobre todo el de Magda Olivero que, a sus 94 años, cogió un coche y se fue sola días después a rezar a la tumba próxima a Parma.

¿Será posible que TV haga el esfuerzo de retransmitir en directo óperas como el Barbero y luego no cuide que la realización sea ejemplar? A veces puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Caminal dejará el Liceo, donde tan excelente trabajo ha realizado, cuando se nombre sucesor. Se barajan, entre otros, los nombres de Juan Francisco Marco, ahora en el Lliure y el Teatro Nacional de Cataluña, y otro más joven del que pronto les escribiré.

¿Quién no ha enfermado aún de henzitis? Ya son muchos los afectados por este virus tan incomprensiblemente propagado.

¿Quién es ese joven y apuesto cantante español que cantará en los próximos dos meses con Minkovsky y Harnoncourt? ¡Suerte!

Hay quienes se están frotando las manos con la desgracia ajena porque tendrán más chance y hasta uno de ellos espera heredar.

¿Quién está – y gracias a qué y a quién- batiendo los récords de presencia en la madrileña sala del Conde Duque? Ya son muchas las voces en el Ayuntamiento madrileño que no lo entienden.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa