Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimas 20 entradas

Últimos tuits de Beckmesser

Carta de Promoconcert a Beckmesser
Más sobre el "Proyecto órgano" e nel Auditorio Nacional
Por Publicado el: 06/07/2008Categorías: Cartas

Carta enviada por Promoconcert al Director Artístico del Auditorio Nacional

AUDITORIO NACIONAL DE MÚSICA DE MADRID
Sr. D. José Manuel López López
De nuestra mayor consideración,

Nos dirigimos a Vd., para manifestarle nuestra indignación ante la falta de respeto y el mal trato dispensado, tanto en forma como en contenido, hacia nuestra empresa, en la reunión convocada telefónicamente por Vd. y celebrada el día 1 de Julio del presente año, en sus oficinas del Auditorio Nacional de Música en Madrid, y cuyo tema era hablar sobre la programación prevista por Promoconcert en dicho recinto, programación ya remitida a Vd. por email, en fechas 13 y 20 de mayo del presente año.

En efecto, en la reunión del 20 de mayo, Vd. nos adelantó, verbalmente, que, de acuerdo a una normativa interna del Auditorio Nacional, se comunicaría por escrito a todas las Empresas Promotoras e Instituciones durante el mes de junio, que los programas que se desarrollarán en el Auditorio, a partir de la temporada 2008-2009, deberían estar compuestos por un 15% de autores españoles del siglo XX y una obra latinoamericana de cualquier período. Incluso, agregó que a partir de la temporada 2009-2010, dichas programaciones deberían incluir una obra de estreno que debíamos buscar nosotros y que sería pagada al 50 % por nosotros y el Auditorio Nacional. Conforme a esas pautas, retocamos nuestra programación que ya contaba con el mencionado 15% de autores españoles del Siglo XX , y la ampliamos al 25%. El 13 de junio le remitimos vía mail la programación adaptada a esa normativa. Pasados unos días y al no obtener ningún tipo de noticia por su parte, volvimos a contactar con Vd. vía móvil, el 20 de Junio, y cual fue nuestra mayor sorpresa, cuando la única respuesta que obtuvimos era que no apreciaba modificaciones sustanciales en la programación, lo que, inmediatamente motivo nuestro segundo email, ese mismo día, detallándole los porcentajes de los autores según su petición. El mismo día 20, Vd., nos pidió que lo llamáramos “pasado mañana” pues estaba muy ocupado; le hicimos ver que era domingo, y dijo que no importaba. Efectivamente, el domingo, intentamos, por tres veces, contactar con Vd. y su teléfono móvil estaba desconectado. El lunes 23 volvimos a insistir con igual resultado. Ante la imposibilidad de hablar con Vd., nos comunicamos telefónicamente con el Sr. Caracuel, gerente del Auditorio Nacional, para mostrarle nuestra preocupación y hacerle ver que el tiempo pasaba y que no había avances en el tema programación y que eso empezaba a ser muy preocupante para Promoconcert. El señor Caracuel nos llamó pasados unos minutos y nos dijo que Vd. le manifestó que ya nos llamaría. El miércoles 25, pasadas las 20.00 h., llamamos a su móvil y finalmente, nos contestó que quería hablar con nosotros y que nos pasáramos a mediados de julio, cuando estaría más desocupado. Le volvimos a hacer ver la urgencia de la situación y nos contestó que el lunes 30 de junio era imposible convocar una reunión pues el domingo llegaría de París muy cansado, pues viajaba en coche, y que además tenía muchos temas que atender y que podíamos quedar para el martes 1 de julio. Efectivamente a la hora convenida nos recibió en compañía de su adlátere, el Sr. Clavero.

En esta reunión, quedaron de manifiesto varias cosas que enumero a continuación:

Que, a nuestro juicio, Vd. tiene y ha tenido desde siempre, el firme propósito de eliminar a Promoconcert de la programación del Auditorio Nacional de Música

Que para ello, Vd. no escatima artimañas: no pone nada por escrito y modifica a placer la “famosa normativa” que debía llegar por escrito a todas las Empresas Promotoras e Instituciones. Hemos cumplido a pie juntillas lo pedido en la reunión del 20 de mayo. Y en la reunión del 1 de Julio, nos dice que la obra de estreno es para la temporada 2008-2009, y que el 15% de autores españoles (25% según nuestra programación) no es válido pues están muertos (!). En primer lugar, decirle que son absolutamente impresentables y carentes de respeto, hacia Promoconcert, sus manifestaciones en elevadísimo tono de voz “Nos quieres matar a todos, (los compositores) no quieres ni uno vivo” y en segundo lugar, es, cuando menos impropio, estar escuchando permanentemente que Vd. es compositor, aunque su cargo en el Auditorio Nacional sea el de Director Artístico , curioso es, ver en sus tarjetas de visita del Auditorio Nacional, José Manuel López López, compositor, director artístico. Huelgan comentarios.

Por otro lado, en la reunión del 1 de Julio y en referencia a la obra de encargo, Vd. aseguró que la pagaba el Auditorio Nacional al 100%, sin embargo el 20 de mayo, la premisa era copago con la empresa al 50%. En la reunión del 1 de Julio, Vd. manifestó que tenía muchísimos autores y que las obras las administraba Vd.; el 20 de mayo, la elección corría a cargo nuestro.

Respecto a la carta con la famosa normativa, ayer se la pedimos por 5 (cinco) veces y Vd. no supo contestar, inclusive le pedimos que la remitiera de forma urgente por fax y, ante la imposibilidad de responder con coherencia, arguyó que la buscáramos por Internet, es decir, hay una normativa que Vd. menciona y dice que remitirá por correo para que los Promotores podamos entender perfectamente las pautas marcadas por el Auditorio Nacional y finalmente Vd. nos dice que la busquemos por Internet. Más sorprendente y socorrida fue la explicación del Sr. Clavero, que por seis (6) veces intentó explicar la norma no escrita relacionándola con las normativas aplicadas a los museos (!)

Al parecer, está Vd. buscando el consenso a sus directrices mediante la firma de significados responsables de la Administración, sin que a la fecha, haya conseguido su propósito. Esa es, al menos, la certeza que tiene Promoconcert de acuerdo con la información que le ha sido facilitada.

Pero hay más, en cuanto intentamos hablar de dos Empresas Promotoras que al igual que Promoconcert organizan sus conciertos en el Auditorio Nacional (que ya tienen contratos y están a la venta sus abonos) y del posible incumplimiento de la famosa normativa en cuanto a los porcentajes de los autores españoles, el Sr. Clavero nos presentó, increíblemente, la temporada pasada de éstas y ni Ud. ni el referido Sr. Clavero querían ni oír hablar de la 2008-2009. Queda claro, que para esta próxima temporada ambas no contemplan este porcentaje del 15% de autores españoles, vivos o muertos: Ibermúsica tiene una obra de Monsalvatge (Cantos espirituales) y Juventudes tiene a Rodrigo (Fantasía para un gentilhombre). En ningún caso, ni los autores están vivos, ni son estrenos. Una vez más, Vd. mismo se contradice. Para alucinar su comentario, como buscando una excusa: “bueno, pero tienen a Schönberg” (es evidente que no es español). Ambas empresas anunciaban sus programaciones sin tener sus contratos firmados: no cabe duda de que hay privilegiados, mientras que nosotros tenemos los contratos paralizados.

En una lista que nos entregó el Sr. Clavero con nuestra programación, observamos que se nos veta 11 de 15 programas con el insólito y nuevo argumento (no se mencionó el 20 de mayo,) que ya las hemos hecho en temporadas anteriores, (El Lago de los Cisnes, El Cascanueces, Aranjuez, Las Cuatro estaciones, El Bolero de Ravel, Scheherezade, Johann Strauss, etc.,es decir, si al público le agradan o no, no les importa, según su criterio, éste no debe elegir sino que es nuestro deber darle a conocer nuevas obras y si en este empeño, la empresa quiebra como ya ocurrió con Promúsica y con Primusic, se les agradece los servicios prestados y a por otra empresa.

Detectamos otra gran contrariedad dentro de (su) Auditorio. La Orquesta Nacional de España, en su programación 2008-2009, tiene programadas una buena parte de las obras que nos han sido vetadas del repertorio habitual de Promoconcert . Ante esto, la respuesta, una vez más rozando lo absurdo, ha sido: pero eso se lo pueden permitir pues es la orquesta residente: ¿Es casualidad o premeditación que esta próxima temporada se nos pretenda prohibir lo que la propia Orquesta del Auditorio Nacional tiene en su programación? Clavero fue más allá: “Nunca repiten obras y por eso pueden”. Pero ¿porqué renuncian a la interpretación masiva de autores contemporáneos y vuelven a los super títulos de la clásica?; la respuesta es evidente, captación de público y recaudación. Lo que ha hecho desde hace años Promoconcert. Quieren las recaudaciones de Promoconcert: no nos engañemos, hay una finalidad económica detrás de este acoso y derribo de una empresa que tanto ha hecho por la música.

Llegados a este punto, haremos mención aquí, a obras y autores de música clásica que le preguntamos durante la reunión, si éstas eran de su agrado, para ser programadas por nosotros: Pasión según San Juan y Pasión según San Mateo de Bach, Música Acuática de Haendel, Cantatas de Bach. Misa de la Coronación de Mozart, entre otras, dando Vd. su aprobación: ¡qué cara se le quedó cuando le dijimos los malos resultados de ventas que lamentablemente habían tenido en años anteriores! ¡Nos encantaría que se interpretaran tantas obras!, pero el público responde a las principales y hacer lo contrario es ganarse la ruina, pero eso a Vd. no le interesa, quiere salirse con la suya y barrernos del Auditorio, con sus prácticas y subterfugios, pues la normativa por escrito, que debía ser enviada por correo, no aparece.

En cuanto al manido argumento de que un director nuestro no le había gustado y, por lo visto, pretendía hacer de eso un “casus belli”, le informamos que el maestro Simeonov actuaba en el Musikverein de Viena, Victoria Hall de Ginebra entre otras importantísimas salas europeas o en el mismo Concertgebouw de Amsterdam a lo que no pudo responder y mucho menos pudo decir sobre que, a veces, a nosotros tampoco nos gusta un director invitado de una orquesta oficial y no por ello vamos a “matar” a nadie, como Vd. siempre afirma.

Hemos realizado en el Auditorio Nacional de Música de Madrid más de 270 conciertos aproximadamente en 9 años, lo que representa una asistencia de 350.000 personas, y nadie, ni nunca ha hablado mal de nosotros. Hemos atraído y atraemos a muchísima gente que jamás había accedido a la música. Es más, la SGAE, a la que Ud. seguramente pertenece, nos mencionó en su anuario como empresa revelación por nuestra contribución a la captación de público de música clásica, dedicándonos una entrevista para explicar nuestros objetivos y pautas en general, pero Ud. no quiere enterarse pues no hay más ciego que el que no quiere ver y más sordo que el que no quiere oir: Vd. parece estar mas allá del bien y del mal y denota prácticas tan autoritarias como intransigentes. Porque pese a su nombramiento, ¿qué experiencia tiene Vd. en organizar programaciones de música?. Un viejo refrán dice “la ignorancia es atrevida”.

Vd. pretende entrar en el Auditorio Nacional como elefante en una cacharrería y cargarse todo lo que sea música clásica que Ud. no autorice, (“Los Carmina Burana me parecen horrorosos”, afirmó en la reunión), sólo por el hecho de que Vd. es parte en este proceso como compositor, pero Sr. López, esta magna sala no es un club privado en el que Ud. pueda practicar el derecho de admisión según indumentaria. A día de hoy, hay una normativa que Vd. deliberadamente ignora e incumple, bloqueando nuestra programación y contratos.

El 1 de julio, le hablamos muy claro y se los dijimos en persona: Pensamos que Vd. y Clavero quieren eliminar a Promoconcert y modificarán la normativa fantasma tantas veces como sea necesario y la harán a medida en contra de la empresa que aquí estoy representando, y como un ejemplo más de ello, su respuesta final a nuestra pregunta de cuándo nos contestarían sobre los contratos: Vd. dijo, que, a petición suya, y de forma inminente se reuniría el Consejo Artístico, (al que ya había elevado un informe sobre nosotros (lo que ya de por sí, es todo un presagio sobre nuestro futuro), sólo para tratar el tema de Promoconcert, lo que es imposible, pues Vd. sabe, de sobras, que el secretario de dicho consejo está de vacaciones y no vuelve hasta el día viernes 25 de julio, por lo que la palabra inminente, sobra en su respuesta y aboca al fracaso de cualquier política de marketing de Promoconcert para salvar una campaña de abonos, por clarísima falta de tiempo, y, este matiz, es un puro deseo ya que, insisto seguimos sine die en la respuesta a los contratos.

Como conclusión, y dado que es imposible reparar, a estas alturas, el daño profesional, de imagen, y por supuesto, económico, que ya ha inflingido a mi empresa, y, teniendo en cuenta, la muestra de brutalidad, premeditada planificación y alevosía contra Promoconcert por su parte, nuestra empresa solicita su dimisión para el elevado cargo que de forma tan impropia viene desarrollando hasta la fecha.

Sin más.

Laura Gómez Díaz de Argandoña

Promoconcert

Tel. 93 587 89 60

Fax. 93 675 28 41

gestion@promoconcert.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

banner-calendario-conciertos

Festival Santander

calendario operístico 2023