Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

Homenaje de Brendel con Liszt al fondo
OCNE:Ande la tarea, que hay que trabajar
Por Publicado el: 07/10/2014Categorías: Crítica

Dresde: Una ópera muy divertida de un compositor prematuramente desaparecido

NACHTAUSGABE (P. RONNEFELD)

Semperoper 2 de Dresde. 4 Octubre 2014.

Peter Ronnefeld fue un precoz y destacado compositor y director alemán, de quien se cumplirán el año próximo los 50 años de su muerte. Ronnefeld nació en Dresde en 1935 en una familia de músicos (su padre era profesor de la Staatskapelle Dresden) y pronto dio muestras de su precocidad, al escribir una Pequeña Suite para orquesta a la edad de 14 años. Con poco más de 20 años era profesor del Mozarteum de Salzburgo, habiendo sido en Viena asistente de Herbert Von Karajan, pasando a director principal invitado de Bonn y llegando a convertirse en director musical de la ópera de Kiel con tan solo 28 años. Fue en esta ciudad donde falleció con 30 años. Su hijo Matthias fue también compositor y murió a la edad de 27 años, estando enterrados juntos en el cementerio  de Grinzing en Viena.

NACHTAUSGABE. DREDE_page3_image1
Los Ronnefeld (Peter y Minna) con el padre del compositor ante la Semperoper (1964)

Estamos, por tanto, ante un músico muy importante, cuya obra se vio truncada por su temprana muerte. Compuso dos óperas que hoy están totalmente olvidadas. La primera de ellas es precisamente Nachtausgabe, compuesta en 1956 para sus   alumnos del Mozartum de Sazburgo, y  la más importante,   The Ant (La Hormiga), compuesta entre 1959 y 1961, y estrenada póstumamente en Kiel bajo la dirección de Gerd Albrecht.

Nachtausgabe – Edición de Noche en su traducción literal – es una sátira divertida dirigida al periodismo sensacionalista (todavía no había televisión) y creo que su título más adecuado en español sería el de: ¡Última Hora! Peter Ronnefeld la bautizó como Ópera Piccola en 5 Escenas y trata de unos jóvenes bohemios que idean el secuestro fingido y pactado de la hija de la extraña amiga de la dueña de la casa donde viven, para llenar las páginas del periódico sensacionalista donde ellos trabajan, terminando todo de manera feliz y divertida. Se trata de una ópera muy divertida, con una orquesta reducida, en la que abunda la percusión y en la que no hay melodías de las que uno tararea al salir del teatro, pero la partitura tiene páginas perfectamente cantábiles para todos los solistas. No pretende ser una ópera para exhibir cualidades vocales, ya que no hay  que  olvidar  que  fue  compuesta  para  los  jóvenes  alumnos  de  Ronnefeld  en Salzburgo, pero se ve con agrado y uno no puede sino lamentar que este importante músico hubiera murto a edad tan temprana.

NACHTAUSGABE. DREDE_page3_image2Escena

La sala Semperoper 2 es un teatrito pequeño, con gradas para el público, que puede albergar unas 200 personas. La producción de Manfred Weiss, es un trabajo muy adecuado y divertido, consiguiendo que los solistas vivan con intensidad sus personajes. La  escenografía  de    Arne  Walther  saca  un  notable  partido  del  reducido  espacio escénico, con dos pequeñas habitaciones a derecha e izquierda, que son ocupadas por la dueña y los bohemios, respectivamente, separadas por unos pasillos que figuran calles con adoquines y farolas. El vestuario de Nina Reichmann responde a la   época de composición y resulta adecuado y sin mayores pretensiones. Correcta la iluminación de Steffen Adermann. La producción es imaginativa y muy bien resuelta.

La  parte  musical  estaba  encomendada a  la  reducida Orquesta Giuseppe Sinopoli Akademie der Staatskapelle Dresden. Es decir, también aquí estamos con jóvenes, que lo hacen estupendamente. La orquesta se sitúa en la parte de atrás del escenario en una especie de pequeño foso, lo que ayuda a que las voces lleguen sin problemas a la sala. En la dirección musical estaba Ekkehard Klemm, que fue el responsable final de de que el espectáculo funcionara perfectamente.
Los solistas, como digo más arriba, son jóvenes cantantes, prácticamente desconocidos, que  lo  hacen  francamente  bien,  aunque  no  sean  precisamente  las  voces  lo  más importante en esta ópera. Muy divertido el barítono americano Evan Hugues, perfecto en el personaje de Emma Becker, la dueña de la casa. Muy divertida en sus exageraciones  escénicas  la  soprano  Christiane  Hossfeld  como  su  amiga  Anna Pachulke. El objeto del supuesto secuestro era Renée Pachulke, la hija de la anterior, que  fue  interpretada por  una  desenvuelta  y divertida Jennifer Riedel,  soprano de coloratura que resuelve bien la parte en todos los sentidos. Los bohemios estuvieron adecuadamente cubiertos por el tenor Patrick Vogel (Ping Schma Fu), el barítono Julian Arsenault (Lothar) y el tenor Christopher Tiesi (el excéntrico italiano Mario Caraccini). Muy adecuado, Tom Martinsen como Editor del periódico, así como Sebastian Wartig en la parte del Comisario. Divertido también Karl-Heinz Koch como Policía.

NACHTAUSGABE. DREDE_page3_image3El editor, la “secuestrada” y los bohemios

La sala Semperoper 2 estaba llena  y el público aplaudió con fuerza a los artistas, incluyendo al equipo creativo. Lamenté que no saliera a saludar la viuda de Peter Ronnefeld, Minna, que había anunciado su presencia. Supongo que, finalmente, no pudo asistir al estreno.

La representación comenzó puntualmente y tuvo una duración de 1 hora y 5 minutos, sin interrupción. Los intensos aplausos finales se prolongaron durante 6 minutos.

El precio de la localidad única era de 16 euros. José M. Irurzun

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23