Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

evgeny-kissinRecomendación: Kissin y el Cuarteto Kopelman
Un prometedor concierto
Por Publicado el: 09/02/2018Categorías: Recomendación

Recomendación: Perianes y Heras-Casado

Recomendación: Perianes y Heras-Casado, en busca del verdadero filón

Tengo encima de mi mesa de trabajo el reciente disco que han sacado  al mercado Javier Perianes y Pablo Heras-Casado, con la misma Orquesta Filarmónica de Múnich. Lo he escuchado una vez. Y ahí ha quedado la cosa; tengo la intención de volver a escucharlo antes de escribir el comentario crítico que, en principio,  me propongo hacer. ¿Por qué? ¿Por qué estoy tan indeciso, y me lo pienso tanto? Pues porque, por un lado, confirmo algo que me hace feliz, pero por otro me tropiezo con una idea que me resulta desagradable, y que, además, me cuesta admitir. El disco en cuestión es un monográfico dedicado a Bartók.

Tras comenzar la escucha, el Concierto para piano núm.3 de Béla Bartók, todo iba bien, porque me iba quedando claro que Javier Perianes rara vez pincha; que seguía escuchando a un pianista extraordinario, ahora enfrentado a una obra que además de eso tiene para mí importantes significantes personales: es la primera obra de Bartók que escuché en mi vida, desde luego hace de eso un porrón de años. Más tarde llegaron mis favoritos (Barenboim, Pollini,  Kocsis, etc.), y no sé por qué razón ha sido una música que ha desaparecido de mi vida de escuchador. Vuelve ahora, entrando por la puerta grande, gracias al arte formidable de Perianes, que realiza un trabajo potente y de gran enjundia interpretativa. Tras este Bartók, el siguiente, con el Concierto para orquesta, lidia personal esta vez, sin nadie al lado. Y ahí es donde surgió le decepción. Llevé mal que un director con tanto talento y con tanta capacidad para especificarlo en un repertorio en teoría tan  próximo a su sensibilidad se estrellase de esa manera. Soy fan de Heras- Casado, pero esto es lo que hay: a su versión le falta lo más importante, compromiso; queda todo un tanto en la superficie, y sus múltiples subtextos y ángulos de invisibilidad nunca se exploran debidamente, en un discurso que resulta plano y muy poco elocuente. Volveré a escuchar el disco, y juro que si tengo que desdecirme, lo haré.

En el concierto que nos ocupa, se repite el concierto para piano. Pero no el otro. Se añade en su sustitución dos obras, la sinfonía núm.50 de Haydn y la séptima de Dvorak (¡menudo pedazo de música!). Espero que salte la sorpresa, pues,  teóricamente, estas son músicas con las que Heras-Casado guarda menos afinidad. Mi deseo es que, efectivamente, en esta ocasión el granadino saque todo lo que lleva dentro, que como todos sabemos es un auténtico filón. Pedro González Mira

Javier Perianes, piano. Orquesta Filarmónica de Múnich. Dir.: Pablo Heras-Casado. Obras de Haydn, Bartók y Dvorak. Auditorio Nacional de Música, Sala sinfónica.Martes 13, 19.30.  Entre 45 y 195 €.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

calendario operístico 2022/2023