Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

Ciclo de lied: Leo Nucci, milagro y mito
La marejada (Maror) se convierte en mar muy gruesa en Valencia
Por Publicado el: 05/05/2014Categorías: Crítica

“La corte del faraón” en el Canal: Egipto se vuelve gay

“La corte del faraón” en el Canal

Egipto se vuelve gay

“La corte del faraón” de Lleó. S.Fernández, I.Mentxaka, M.Esteve, A.Sánchez, J.Rodríguez-Norton, E.Viana, I.Ballesteros, etc. Coro de la Comunidad de Madrid y Orquesta Sinfónica Verum. D.Bianco, escenografía. E.Sagi, dirección escénica. C.Cuesta, dirección musical. Teatros del Canal. Madrid, 4 de mayo.

corte-faraon-1

Tenía auténtica curiosidad por ver la producción de “La corte del faraón” que Emilio Sagi había presentado en Bilbao y Oviedo con buena aceptación por parte del público y opiniones contradictorias de aficionados amigos. Generalmente me convencen los trabajos de Sagi en ópera y más si se encuadran en el género cómico y por ello esperaba pasar un rato más que divertido. Sin embargo no fue así con lo que realmente es la obra de Guillermo Perrín, Miguel Palacios y Vicente Lleó. De hecho se me escapó algún que otro bostezo y hasta casi una cabezada durante su primera hora.

Recordemos que el texto narra la historia del casto José, un esclavo hebreo que es comprado para Putifar, general egipcio que perdió el pene en una batalla, a fin de que sirva a su mujer, con quien acaba de esposarse y a quien obviamente no puede satisfacer sexualmente. Ésta desea consolarse con José, pero éste es casto. Se quiere vengar acusándole de intento de violación, pero el faraón deja el juicio en manos de su esposa, quien también se queda prendada del esclavo.

Corte faraon oviedo

Sagi le da la vuelta a esta especie de zarzuela-opereta-revista para convertirla en un espectáculo eminentemente gay. El faraón resulta una reinona reprimida que gobierna una corte con poses gays en sus movimientos y danzas, muy especialmente los de los esclavos de Putifar, y la intervención de Sul en la célebre “Ay babilonio…” responde a un clarísimo número de drag queen. Sagi se ríe además de todo ello mezclando los cuerpos atractivos de José o Putifar con los más rellenos de los sirvientes. La primera hora trascurre tediosa , una vez contemplados los vistosos decorados, a pesar de la variedad de la que se la quiere dotar, entre otras cosas porque sin subtitulación no siempre se entiende el texto y, sobre todo porque, por buscar esqueletos, se olvidan los cantantes y porque la orquesta, los coros y su dirección no alcanzan el mínimo obligado para una capital. Viene luego el número drag queen de Enrique Viana, con quince minutos de show en los que ofrece parte de su bien nutrido catálogo lírico-cómico con la excusa de cantar y hacer cantar al público el “Ay Ba!”. Es entonces cuando éste -y uno mismo- despierta y ríe a pierna suelta, pero la gracia y el histrionismo de Viana, maestro en esto como pocos, no debería ser el sustento de toda la corte del faraón. Gonzalo Alonso

corte-faraon-9

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23