Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

jordi-savallSavall de ayer y de hoy [Femàs 2014]
Jonas Kaufmann arrasa desde la intimidad en el Liceo
Por Publicado el: 02/04/2014Categorías: Crítica

NAGANO Y ORQUESTA NACIONAL: FLECHAZO

NAGANO Y ORQUESTA NACIONAL: FLECHAZO

Orquesta Nacional de España 

FELICE: Concierto para violonchelo, MAHLER: Sinfonía nº 5. Orquesta Nacional de España. Dir.: Kent Nagano. 30 de marzo de 2014; Auditorio Nacional de Música, Madrid.        

Extraños azares de la programación: la Sinfónica de Montreal cruza Europa de gira con su titular desde 2006 -y hasta 2020, recién renovado el contrato-, el americano de origen japonés Kent Nagano (California, 1954) e interpreta dos conciertos en Madrid, comentados en estas páginas por Gonzalo Alonso, haciendo en uno de ellos la “Séptima Sinfonía” de Mahler; a las dos semanas, Nagano vuelve a Madrid para dirigir, por primera vez, a la Orquesta Nacional, y en el programa figura la “Quinta Sinfonía” de Mahler.

Si Alonso apuntaba la tendencia del director a anclarse en el ‘mezzoforte’ y olvidarse del ‘pianissimo’, nada de ello puede predicarse del Nagano que ha encandilado (y se ha encandilado) a la Nacional en su último concierto: pasajes como la amplia secuencia de los violonchelos a media voz en el corazón del segundo movimiento de la compleja Sinfonía, el arranque casi camerístico del Trío del Scherzo o, como no, el célebre Adagietto, revelaron a un artista capaz de conseguir las más tenues dinámicas y pusieron de manifiesto el potencial poético de la agrupación. En conjunto, Nagano plasmó una versión formidable de la composición mahleriana, con un tiempo, el precitado Scherzo, que fue toda una lección de articulación y rítmica, un Finale pirotécnico al que no le faltó el humor y un doblete inicial de movimientos, lo que Mahler denomina primera parte de la obra, cincelados con ese trazo grueso –un mal intencionado diría “brocha gorda”- que a veces es imprescindible para expresar el pensamiento del compositor. Dentro de un conjunto sin fisuras, que sonó “mahleriano” de principio a fin, es de justicia destacar al trompeta Manuel Blanco, con el inmisericorde solo que abre la composición, y al trompa Rodolfo Epelde, solista en ‘obligato’ del tercer tiempo.

El Concierto “Más allá de los árboles” del italiano Arnaldo de Felice, obra encargo de la Nacional, difícilmente pasará a la historia, pese a la esforzada labor de su solista y co-dedicatario, el violonchelista suizo Ives Svary, y del propio Nagano, el otro dedicatario de la obra. Pero la página sirvió para evidenciar, desde el principio del concierto, la buenísima sintonía y química entre director y orquesta. Ojalá este afortunado primer encuentro tenga    consecuencias posteriores. De momento, quede claro que, cuando quiere, Kent Nagano sabe hacer que una orquesta suene bajito. Y cuando quiere que atruene, también.  José Luis Pérez de Arteaga

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23