Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

Helga-Schmidt-lloraEl caso Schmidt
coro-nacional-españaEl caos de la huelga del Coro Nacional
Por Publicado el: 05/01/2015Categorías: Artículos de Beckmesser

Nuestra carta a los Reyes Magos

Dibujos-de-reyes-magos-de-oriente-8

Carta a los Reyes Magos 2015

Escribo esto poco después de haberme ´tragado´ por la tele el concierto de Año Nuevo, y por consiguiente tras el inevitable atracón gastronómico de la noche anterior: no sé cuándo comí más caramelo, si en la cena o en el concierto. Pero vaya, ese es otro asunto; ahora se trata de escribir mi carta de Reyes Magos.

       A mí me enseñaron desde pequeño que sus Majestades solo regalan lo que les es posible regalar, y que por ello no se debe de abusar con las peticiones. Tengo, pues, un problema, porque me temo que cualquier cosa que me pida no me será regalada, pues últimamente se me ha dicho y repetido hasta la náusea que nadie (y por ello supongo que los Reyes Magos tampoco) tiene un euro.

     Se me ocurre, por consiguiente, pedir cosas que no cuesten dinero, o muy, muy poco, aun siendo consciente de que a veces estas suelan ser las más caras para aquellos que dirigen los designios del mundo, y por ello ´impedibles´. Hay muchas, pero me voy a centrar en solo una: que los niños tengan la oportunidad real de aprender a escuchar música. No pido a sus Majestades grandes cosas o costosas cosas, o traumáticos cambios en los planes de estudios. No; nuestros chicos pueden seguir aprendiendo en las escuelas cosas tan absurdas e ineficaces como el cálculo del volumen de un tetraedro regular, pero pido a los Reyes Magos que, con todo el poder que se les supone, hagan ver a los ministros de educación de turno que el asunto no es tanto que la música se aprenda en la escuela (que también) cuanto, sencillamente, se escuche. Porque sí; leer, saber mirar una obra de arte plástica, etc. es fundamental para la formación de un chaval, pero aprender a escuchar música entiendo que lo es más. Me apoyo en dos razones, y por supuesto sin contar con el puro placer que pueda derivarse de una escucha comprensiva. La primera es de calado: no hay manera más completa (por su carga abstracta) de hundirse en las más recónditas profundidades del alma humana que a través del mensaje musical: no se puede explicar nada que trate acerca del ser humano mejor que lo pueda hacer una fuga de El clave bien temperado. Pongo por caso. Y la segunda razón es que si admitimos que es muy bueno que nuestros jóvenes sepan escuchar a sus semejantes, la palabra de sus semejantes, no encontrarán mejor ejercicio para el aprendizaje de eso que la escucha musical.

       ¿Qué pido, entonces, a los Reyes Magos de Oriente? Pues que convenzan a los de Occidente, o sean a los maestros y profesores de nuestras escuelas, para hacer una cierta revolución incruenta con el aprendizaje de la música, consistente en cambiar lo que hacen en el aula por la simple escucha musical. No se necesitan músicos profesionales; se necesitan ciudadanos que sepan escuchar música, y eso es más fácil de aprender si se hace desde el aula. Queridos Reyes Magos: y si además de concienciar un poco a los maestros pudieran sus Majestades convencer a los políticos del Ministerio de Educación para que en todas las aulas de niños pudiera haber un reproductor de discos (o similar), me harían sus Majestades inmensamente feliz. Pedro González Mira

 

Y además también les proponenemos la siguiente lista, mezcla de los deseos de quienes colaboramos en esta web:

– Que Afkham empiece a trabajar en firme con la ONE.

– Que el Real arregle de una vez por todas sus cuentas.

-Que, dado que, según el gobierno, hay ya una recuperación de la economía, se restituyan los dineros que se han ido sustrayendo a las instituciones culturales y musicales de este país.

– Que se elimine el indignante IVA cultural.

– Que Plácido Domingo se retire de una vez.

– Que haya personas realmente enteradas en todos los puestos de responsabilidad musical.

– Que se siga cultivando la presencia de artistas españoles en nuestros teatros.

– Que se la haga un homenaje en condiciones a Kraus.

– Que haya más encargos a nuestros músicos jóvenes.

– Que se vuelva a hacer programas de mano decentes en sitios como el Real o la RTVE.

– Que el Festival de Santander desvele sus contenidos con tiempo para reservar hotel.

-Que Les Arts de Valencia siga sorprendiéndonos, si fuera posible, recamelando a Mehta.

– Que los solistas y directores que hace años alababan la proliferación de nuevos auditorios y orquestas vuelvan a hacerlo porque los respectivos gobiernos -central y locales- vuelvan a abrir el grifo. Esta vez, controlando el flujo.

-Que a los abonados a las distintas temporadas de ópera del país, se les respeten los títulos y los nombres en lo que creían haberse gastado los cuartos.

No esperamos que los Reyes Magos sean tan generosos, pero seguro que alguna de estas cosas caerá, porque Beckmesser.com no se ha portado tan mal como para merecer carbón. ¿No lo creen ustedes? ¿Por qué no nos ayudan enviandonos sus peticiones tecleando aquí?

¡Felices Reyes!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

IBERM-22-banner-Yo-Yo-Ma-Kathryn-S-Beckmesser-250-x-250
banner.entradas-cndm

Calendario de conciertos en España

ABAO-Beckmesser_IPuritani_250x250px
banner-festival-premio-iturbi-22
OFGC-si_public_beckmesser_ofgc_2223.gif
banner-sinfonica-tenerife-t3
banner-palau-musica-valencia-entradas

calendario operístico 2022/2023

banner.oscyl-aboanate-22-23
banner-01-250x250px-otoño-soriano-2022
liceo-banners-abonat-22-23_250x250_cast