Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

Las instituciones musicales se mueven
El ocaso de la opera
Por Publicado el: 05/09/2016Categorías: Artículos de Gonzalo Alonso

Rajoy y el Rey, quasi fantasia ma non tanto

rajoy y rey

Rajoy y el Rey, quasi fantasia ma non tanto

Nuestro presidente de gobierno, Mariano Rajoy, anuncia una imprevista rueda de prensa a la semana de su fallada investidura. Comparecencia masiva de los medios. Expectación en los demás partidos político e incluso en el PP, porque nadie sabe de qué va la cosa. Empieza una declaración tras la cual no se admitirán preguntas: “Ciudadanos y ciudadanas,, como el Sr. Rivera, yo también me siento avergonzado de la impresentable opereta que estamos representando ante ustedes y el mundo. Creo que sólo existe una salida y esta es que los tres candidatos que hemos sido incapaces de llegar a algún acuerdo entre nosotros nos retiremos y abramos paso a personas de nuestros respectivos partidos que sí sean capaces de lograrlo. En consecuencia estoy en condiciones de anunciar que no me volveré a presentar como candidato una vez que los señores Sánchez e Iglesias anuncien y efectúen lo mismo. Entenderán que, siendo el candidato del partido más votado y del único que que ha cosechado más votos en las anteriores elecciones, no me retire si no lo hacen a la vez aquellos que las perdieron”.

Los tertulianos se quedan admirados de la nueva jugada maestra del más veterano experimentado de los candidatos. Otra vez se la ha vuelto a jugar. Si no se retiran, no podrán volver a pedirle a él que lo haga y Rajoy se muestra como el más despegado de ambiciones personales.

Sin embargo Sánchez e Iglesias no están dispuestos a irse a casa, sino que se agarran al sillón y siguen bloqueando la formación de un gobierno, vetando cualquier acuerdo con Rajoy y el PP.

El Rey, más preocupado aún que en los últimos meses, ve la posibilidad de que España pueda caer en un gobierno Frankestein a la desesperada de unos líderes faltos de maduración. De hecho Sánchez se lo insinúa y Homs y tardá le dicen que estarían dispuestos a abstenerse. Antes de que la situación se desmande aún más, toma la decisión que ve más viable, el mal menor, llama a Rivera y le encarga la formación de gobierno. ¿Serán capaces Sánchez y Rajoy de negarle su apoyo cuando ambos han pactado más de cien medidas con él?

Rivera, que lleva toda la travesía con las luces largas aunque, como Ruiz Gallardón, sea a veces demasiado impaciente y no calcule muy bien los tiempos, se frota las manos, porque es lo que ha estado buscando con sus pactos con PSOE y PP.

Rajoy, que quedó como Dios en su última comparecencia, se traga el sapo a cambio de ocupar el mayor número de sillones y sigue, de momento, como presidente del partido. Al fin y al cabo habría conseguido lo que pretendía: un gobierno fuerte, PP-PSOE-C’s-, capaz de acometer todas las reformas que el país precisa. Sánchez se desespera. Su bloqueo le bloquea a él. Para colmo desde Andalucía se le obliga a aceptar el pacto. Se convoca la Ejecutiva Federal y le mandan a casa. Iglesias, en un acceso de ira, se corta la coleta.

España encuentra un camino y la solución es admirada por Financial Times, New York Times y hasta Cebrian, P.J., Marhuenda y Bieito.

Algunos de ustedes, lectores en este momento, pueden pensar que mejor se siga dedicando a la música quien firma este artículo. Lo mismo pensaron algunos cuando, en 2003, escribí que Aznar tenía que proponer a Esperanza Aguirre a la Comunidad de Madrid y a Alberto Ruiz Gallardón al Ayuntamiento. Una semana después, un domingo por la tarde, citó a ambos a la Moncloa para comunicárselo. Uno de ellos me llamó luego para preguntarme cómo supe lo que Aznar decidió. Fue sólo sentido común. Como ahora. Gonzalo Alonso

Pdta: Disculpen que me salga de la música, pero hay demasiadas notas desafinadas en el ambiente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23