Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimas 20 entradas

Últimos tuits de Beckmesser

Dramatismo en exceso
Inauguración de la Scala: el triunfo del lujo sobre Verdi
Por Publicado el: 12/12/2006Categorías: Crítica

Romeo y Julieta en Sevilla: GALLOS EN SALSA DE ALMÍBAR

Romeo y Julieta en Sevilla
DIARIO DE SEVILLA, 12 DE DICIEMBRE DE 2006
GALLOS EN SALSA DE ALMÍBAR
N. Manfrino, R. Troxel, G.B. Parodi, V.Esteve, J.J. Frontal, T. Davidova. Dir. esc. Ivo Guerra. Dir. musical: Michel Plasson. Teatro de la Maestranza
El estreno sevillano de la que quizá sea la mejor ópera de Charles Gounod nos deja al final un regusto agridulce en la boca. Por una parte por tratarse de una composiciòn en la que lo musical prima de forma absoluta sobre lo teatral, lo que deriva en multitud de momentos muertos, sin acción, artificalmente alargados y hasta aburridos. Sólo se mantienen, y no siempre, por la intensidad de una música que en demasiadas ocasiones se desliza hacia lo almibarado.
Afortunadamente, la responsabilidad musical recaía sobre la batuta que mejor conoce este repertorio y este estilo de la Gran Ópera francesa decimonónica. Michel Plasson fue, sin ambages, el triunfador de la noche. Supo encontrar el punto exacto de transparencia y de ligereza a la Sinfónica, matizando hasta el infinito y controlando las dinámicas con enorme mimo hacia los cantantes. Demasiado mimo en ciertas ocasiones, en mi opinión, pues momentos muy intensos quedaron algo alicortos por miedo a no tapar a unas voces no muy sobradas de squillo. Donde se pudo apreciar en su totalidad la calidad de la dirección de Plasson fue en los preludios, especialmente en el del segundo acto, un delicadísimo nocturno atacado en pianissimo y suavemente regulado. En ese pasaje de los chelos en divisi al inicio del cuarto acto. La cuerda grave de la Sinfónica respondió aquí, como en el resto de la representación, con empaste y un bello sonido, lo que no fue así en el caso de los violines, que atacaron con aspereza el pasaje fugado del preludio del primer acto y no estuvieron muy finos hasta entrado el tercer acto. Y nuestro aplauso para Daniela Iolkicheva que, desde su arpa, tejió ese terciopelo sonoro requerido por la partitura.
Sabor agridulce, decíamos. También por las prestaciones del elenco vocal. Quizá con decir que las mejores voces fueron las de algunos personajes secundarios esté dicho todo. Vicent Esteve hizo un Teobaldo pleno de vigor y de energía, con una voz espléndidamente situada y mejor utilizada, consiguiendo sus mejores momentos en el acto tercero. José Julián Frontal, en una de las mejores noches que le hemos oído, fue un Merucho arrogante y de voz muy bien proyectada. Y Tatiana Davidova cantó el aria de Esteban con soltura y una voz que, como en el caso de Esteve, ya hubiese querido para sí algun que otro protagonista.
Nathalie Manfrino actuó de forma irregular. Cantó el vals con estilo impersonal y con claras carencias en las coloraturas. La voz es bonita y frasea con mucha delicadeza, como quedó claro en unos estupendos cuarto y quinto acto. Claro que tendía a calar en la zona superior de su registro. Decepcionante, sin medias tintas, Richard Troxel. Es una voz muy lírica, pero siempre que no se salga de una estrecha franja, porque por abajo no se le oye y por arriba cala ostentosamente. Con una rudimentaria técnica, la voz se estrangula en la zona de paso y ello permite la aparición de los temidos gallos, de los que hubo abundante cosecha.
Todisco fue una voz insuficiente, de poca proyección y a Parodi le faltaron graves y le sobró temblor. Tras algunos agudos estridentes al principio (en las sopranos), el coro estuvo muy entonado y muy empastado.
La producción, salvo el cuarto acto, era impersonal, anodina y por momentos ridícula, con un baile de máscaras en que parece que se bailaba la Macarena. Andrés Moreno Mengíbar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

banner-calendario-conciertos

Festival Santander

calendario operístico 2023