Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

christian-gerhaherCritica: El Lied en su más pura expresión
Yuja-Wang-Petrenko-Berlin-PromsCrítica: los tres conciertos estrella de los Proms: Petrenko, Nelsons, Berlín y Boston
Por Publicado el: 10/09/2018Categorías: En vivo

Crítica: un “Pirata” para 250 años de ópera en Coruña

Pirata-Coruña-3

Il Pirata en Coruña

Un “Pirata” para 250 años de ópera en Coruña

“Il Pirata” de Bellini. Juan Jesús Rodríguez, Saioa Hernánez, Yosep Kang, Pablo Carballido, Joroboám Tejera, Carmen Subrido. Orquesta Sinfónica de Galicia y Coro Gaos. Xosé M.Rabón, dirección escénica. Antonello Allemandi, dirección musical. Palacio de la Ópera de A Coruña. 15 de septiembre de 2018.

La Asociación de Amigos de la Ópera de A Coruña ha querido celebrar los 250 años de ópera en Coruña con la resurrección de “Il Pirata” de Bellini, apuntándose al redescubrimiento que estos meses se produce en teatros como la Scala, donde se saldó con un fracaso estrepitoso. Por cierto, el Teatro Real también tiene previsto programarla próximamente. Pero la obra no es nueva para Coruña, pues ya se escuchó en 1839, apenas doce años después de su estreno en la Scala. Se trata de la tercera ópera de Bellini y la primera importante, escrita tan sólo a los 26 años. Obra con música de magnífica inspiración y una orquestación relevante, que logró unir las florituras vocales rossinianas y las melodías más elegiacas imponiéndose como el compositor más belcantista y llegando a admirar al mismo Wagner. La partitura cayó en el olvido, a pesar de su éxito inicial, para ser recuperada en 1935 por Pacetti, Gigli y Serafin. En 1951 y en 1958 se ofreció en Sicilia con Kelston, Picchi y Taddei, pero la histórica exhumación acaeció en la Scala con Callas, Corelli y Bastianini en aquel mismo año. Montserrat Caballé ha sido después la Imogene más destacada y, probablemente, la mejor en la historia. Las tesituaras de soprano y tenor son inclementísimas. Basten dos apuntes que lo reflejan. Caballé declaró que era la ópera más difícil que interpretó, más incluso que “Norma”. No existe grabación alguna de la célebre representación en la Scala en la que Callas se enfrentó a su intendente, Antonio Ghiringhelli, señalándolo como el ocupante de “il palco funesto” en su aria final. Si se encontrase algunas copia valdría una fortuna. No las hay porque, según se contó en círculos íntimos, la esposa de Franco Corelli, muy insatisfecha de la actuación de su marido, corrió a retirar todo el material que pudiese tener el teatro. Por eso ofrecerla hoy día supone un enorme reto y Coruña ha conseguido hacer justicia a la gran música belliniana.

Antonello Allemandi supo llevar los tempos con energía y vivacidad sin perjudicar la melodía, muy en la línea de Capuana en las representaciones del Maggio Musical Fiorentino con Caballé de 1967 y tener a la Sinfónica de Galicia en el foso es un lujo. El Coro Gaos cumplió en la muy extensa parte que posee en la obra. La escritura de Bellini para el tenor Rubini está plagada de sobreagudos por encima del “do” que no suelen ser cantados porque estas notas tampoco resultan especialmente bellas y Josep Kang, valiente especialista en papeles de este tipo como “Hugonotes o “Guillermo Tell”, se atrevió con ellos. Posee una voz atractiva y su fraseo resulta completamente inteligible. Juan Jesús Rodríguez es siempre una garantía en cualquier papel de su cuerda por su timbre de auténtico barítono y el amplio caudal de una voz que cada día está mejor administrada. Era muy esperada Saioa Hernández como Imogene tras ser conocido que inaugurará esta temporada de la Scala con Chailly, algo que sólo Caballé, Berganza, Domingo o Carreras lograron en los últimos 60 años. Voz con poder tanto en volumen como expresión, casi de dramática de agilidad, con tintes que en ocasiones recuerdan a Montserrat. Como ella, sufrió algo en las agilidades finales del dúo con Adele “Lo sognai ferito, esangue”, con algún agudo no totalmente controlado y logró su mejor momento en la magnífica escena final, recitativo incluido. Al mejor nivel. Lleva una carrera a la antigua usanza, avanzando en teatro italianos de segunda hasta llegar al máximo templo operístico. Si triunfa con el también difícil papel de Odabella en esa “Attila” scagliera tendremos otra estrella en el firmamento lírico porque no hay voces con su entidad y, algo también importante, con un timbre personal reconocible. ¡Suerte!

La puesta en escena no entró en originalidades y aprovechó elementos de los almacenes para acompañar dignamente a la música. Es admirable el esfuerzo que realiza la asociación coruñesa para un solo día y merece todos los apoyos. No es de recibo que el ayuntamiento no aporte más fondos con la excusa de que “para qué más si con lo que hay se hacen muy bien las cosas”. Es cierto, se hacen bien las cosas y el público responde encantado llenando las 1800 localidades, pero reflexionando sobre este “Pirata” y el “Fuentevejuna” en Oviedo, tan sólo un día después, uno se pregunta si tanto esfuerzo no debería tener mayor proyección a través del INAEM. Gonzalo Alonso

Il-Pirata-Coruña-2

Il Pirata en Coruña

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23