Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimos comentarios

Últimas 20 entradas

trial-by-juryJuicios en música (III)
11s-tirandoseEl 11-S veintiún años después
Por Publicado el: 15/09/2022Categorías: Artículos de Gonzalo Alonso

Domingo, Barenboim y Pollini, grandes que deberían retirarse

Domingo, Barenboim y Pollini, grandes que deberían retirarse

Hace un par de semanas fue comentadísimo, con múltiples opiniones tanto a favor como en contra, el artículo que publicó Justo Romero en estas páginas. Se titulaba “Plácido, Barenboim, Pollini. Momias vivientes” y era muy duro pero, a mi parecer, absolutamente ajustado a la situación. Además los hechos posteriores le han dado toda la razón.

domingo-pollini-barenboim-mayores

Domingo, Pollini, Barenboim

Sin duda Plácido ha sido un gran artista, un tenor que no llegaba al “do”, pero que eso no le impidió entrar en el Guinness en muchas categorías. Lo suplió con una musicalidad fuera de serie, un fraseo inmaculado, una inteligencia canora sin par, temperamento y corazón, gran capacidad de comunicación… Será difícil encontrar un papel en el que haya sido el mejor, pero ha sido extraordinario en un vasto repertorio. Como director nunca fue gran cosa. Este gran artista haría mejor en retirarse que ir pidiendo a la justicia argentina un certificado de no estar imputado en el proceso contra una secta. Cada paso que da es un error, desde aquella ya célebre declaración de 2020 hasta la carta recientemente enviada al alcalde de Verona y a la intendente de la Arena, intentando disculparse y, a la vez, pidiendo volver el año próximo. El desastre en las dos galas programadas en su honor ha dado la vuelta al mundo. En una no pudo terminar de cantar la escena de “Macbeth” y en la que dirigía los músicos se sintieron tan avergonzados como para no levantarse a saludar cuando él lo requirió.

Daniel Barenboim ha sido otro gran artista, un pianista formidable y un director con sus más y sus menos, pero con un par de grandes “Tristan e Isolda” en Bayreuth. Quienes le hemos escuchado guardaremos en el recuerdo muchas de sus actuaciones frente al teclado y conservamos como joyas únicas grabaciones como las primeras de sus sonatas beethovenianas o sus conciertos mozartianos. Los recientes problemas de salud deberían haberle hecho pensar que mejor no afrontar retos como la última cita salzburguesa, con escenas de los dos segundos actos de “Sansón y Dalila” y “Parsifal”, pensadas para gloria de la estupenda Elina Garança. Un desastre, incluso con un comportamiento quizá irrespetuoso de los atriles de la Filarmónica de Viena, un orquesta que le adora, pero que vivió con incredulidad los desaciertos del maestro.

Siempre guardaré en el recuerdo la impresionante “Hammerklavier” que ofreció Maurizio Pollini en Salzburgo en 1989. ¡Inolvidable! Demencial haberla vuelto a programar este verano, cuando ya sus facultades están muy mermadas. El mismo día del concierto tuvo que cancelar, supuestamente por un problema cardiaco que, posiblemente, estuvo causado por nervios ante un reto inviable. ¿Para qué enturbiar el recuerdo? Y, entre estos, aquel recital en los primeros años setenta, cuando tocó todos los estudios de Chopin en Munich.

Plácido, nacido oficialmente en 1941; Barenboim y Pollini, nacidos ambos en 1942, deberían haber seguido el camino de Brendel, Fischer-Dieskau, Nilsson, Lorengar, etc. Una retirada siendo aún números unos, no arrastrándose por los escenarios, emborronando los recuerdos que de ellos tenemos y haciendo preguntarse al público más joven, cuando ahora les escucha, el por qué fueron tan admirados. ¡Menos mal que, posiblemente, dentro de décadas lo que quede sean sus grandes actuaciones del pasado y no los desastres del presente. Gonzalo Alonso

4 Comments

  1. Hilda S Paz 17/09/2022 a las 19:37 - Responder

    Muy acertado, retirarse a tiempo con todos los honores,aunque extrañen el ecenario y la alegria de los aplausos.

  2. Mónica Torres 17/09/2022 a las 23:19 - Responder

    O hacer cosas más ajustadas a sus posibilidades actualmente. Yo ví a Mariano Mores a sus 90 largos, pocos meses antes de fallecer. No era el de sus años mozos. Pero para mí fue increíble experiencia emocional. La música va más allá de la técnica. Hay que ser agradecido y respetuoso me parece.

  3. Federico Guerra 18/09/2022 a las 06:01 - Responder

    Barenboim y Domingo necesitan evaluación siquiatrica. Su ego es demasiado inflado y no corresponde a la realidad…
    Dan lastima…

  4. Victor Fratta DNI 4.283.832 18/09/2022 a las 06:59 - Responder

    Análisis, desde lo técnico, correctivo. Solamente, repaso dos conceptos: son aquellos que llegaron a conocernos al máximo de nuestras emociones y también son humanos. Creo que ninguno de nosotros puede ahora al definirlos con el pentagrama en la mano y puntualizar milimétrica mente sus errores

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

IBERM-22-banner-Yo-Yo-Ma-Kathryn-S-Beckmesser-250-x-250
banner.entradas-cndm

Calendario de conciertos en España

ABAO-Beckmesser_IPuritani_250x250px
banner-festival-premio-iturbi-22
OFGC-si_public_beckmesser_ofgc_2223.gif
banner-version-digital-aida
banner-palau-musica-valencia-entradas

calendario operístico 2022/2023

banner.oscyl-aboanate-22-23
liceo-banners-abonat-22-23_250x250_cast