Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Plácido Domingo y Luis de Pablo mo se ponen de acuerdo al opinar sobre Mortier
Tres frente a uno
Por Publicado el: 08/10/2009Categorías: Diálogos de besugos

Sobre la apertura de temporada en la OCNE

Absoluta división de opiniones entre los críticos sobre la sinfonía «Resurección» que abrió la temporda de la OCNE. Lean a Tomás Marco en El Mundo, a Alberto González Lapuente en ABC y a Gonzalo Alonso en La Razón, por ordenar de positiva a negativa.

EL MUNDO:
GALA INTERNACIONAL EL REAL
Obra: Sinfonía nº 2, Resurrección, de Mahler./ Intérpretes: Isabel Monar, soprano; Anna Larsson, contralto, y la Orquesta y Coro Nacionales de España./ Director: Josep Pons./ Escenario: Auditorio Nacional./ Fecha: 2 de octubre.
Calificación: ***
Para la apertura de su temporada de abono, la Orquesta Nacional ha escogido la monumental Sinfonía nº 2, Resurrección de Mahler, todo un cosmos sinfónico en torno a los versos de Klopstock, claramente postromántica y con un trasfondo nietsztchiano muy de su momento. Obra de grandes efectivos, compleja y difícil pero de enorme efecto que necesita hacerse con cuidado, trabajo y calidad y que en esta ocasión los tuvo.

Josep Pons planteó la obra con conocimiento y eficacia, con una concepción que para ser grandiosa no tiene por qué alargar los tiempos ni hacerse pesada. Supo acentuar los contrastes, conseguir fuerza y brío en los ataques tanto como delicadeza en los pianísimos impalpables.

Claro que hay que decir que la Orquesta Nacional estuvo soberbia ya que no sólo ha crecido en calidad sino también en homogeneidad de sonido y sigue siendo el primer conjunto sinfónico del país. También hay que destacar la actuación del Coro Nacional, que prepara Mireia Barrera, que fue muy acertada ya desde esa comprometidísima entrada sin apoyos con que Mahler hace comenzar a la voces. Realmente estuvo muy lucido y la conjunción entre orquesta y coro resultó notable.

Como solista se contó con una auténtica y magnífica contralto, la sueca Anna Larsson, que posiblemente sea hoy día la máxima especialista en esta obra. La voz es hermosa, aterciopelada y muy igual con una potencia nada estridente y un fraseo exquisito. No desentonó junto a ella la española Isabel Monar, que cubrió felizmente el papel de soprano con una actuación entregada y musical.

Y como hubo solistas de rango, el coro y la orquesta estuvieron muy bien y la versión de Pons era convincente el éxito de público fue grande y la temporada comenzó bajo los mejores auspicios. Tomás Marco

ABC:
OCNE
Mahler: Sinfonía 2 «Resurrección». Int.: Isabel Monar, soprano. Anna Larsson, contralto. Coro y Orquesta Nacionales de España. Dir.: Josep Pons. Lugar: Auditorio Nacional. Fecha: 2-X
Canto de esperanza
Los aniversarios de Gustav Mahler, el 150 de su nacimiento en 2010 y los cien de su muerte en 2011, configuran una de las líneas argumentales de la programación prevista para las dos próximas temporadas de la Orquesta y Coro Nacionales de España. Con este motivo se podrá escuchar la totalidad de la obra orquestal del compositor, en un tiempo que ya es el suyo como demuestra la frecuencia, abundancia debería decirse, de estas obras en la programación musical española e internacional. El propio Josep Pons, titular de OCNE, siempre se ha mostrado afín a Mahler con quien hizo su presentación oficial en Madrid, al lado de la tercera sinfonía, hace ahora cuatro años. De manera que configurado el argumento de fondo, merecerá la pena detenerse en la forma para destacar que la Orquesta Nacional es hoy una orquesta más hecha, redonda, con mejor y mas jugoso sonido, que se entrega y tiene poder de convicción.
Esta impresión se percibe tras el primer concierto de la temporada, dedicado a la segunda sinfonía. Una sesión interesante, a veces por el grosor del trazo como en el arranque o el grito algo destemplado del final, en otros momentos por la buena intención de buscar perfiles más delicados cantando a la «Luz prístina», al lado de la sólida voz de Anna Larsson, o encogiendo al coro ante la oda a la resurrección. Son algunos detalles, como lo fueron los roces de las trompetas o la apocada presencia de Isabel Monar, en una versión que se impuso y se aplaudió por lo que tuvo de obvio frente al misterio de su argumento, y por la buena realización de muchos fragmentos antes que por la continuidad de un discurso que fue relajándose. En definitiva, que siendo tan jugosa la materia todo será cuestión de ir afinando la receta. Alberto González Lapuente

LA RAZÓN:
Ambicioso e irregular arranque de la OCNE
Temporada de la OCNE
«Sinfonía de Resurrección», de Mahler Solistas: Orquesta y Coro Nacional de España (OCNE)Director: Josep Pons. Auditorio Nacional. 2-X-2009. Madrid.

Pons eligió ambiciosamente para abrir la temporada de la OCNE una sinfonía tan clave como la segunda sinfonía de Mahler, una de las escasas sinfonías que, como recuerda José Luis Pérez de Arteaga en sus ejemplares notas al programa de mano, cuenta con un libro dedicado a ella: «The Haunting Melody», de Theodor Reik. Obra con mucha música prestada de piezas anteriores del propio autor, que comienza con un «Totenfeier» funerario en ritmo de marcha que, en pocos compases, sobrecoge al oyente con un poderosísimo fortísimo que ya presagiaban las cuerdas desde las primeras notas. Existen más tarde numerosos momentos de potentes dinámicas, pero ello no puede llevar a un director a la confusión y a una ceremonia del ruido, tal y como le sucedió a Pons. El segundo movimiento, por muy despreciado que fuera por Adorno, aporta el justo abandonado contrapunto antes de los sorpresivos golpes de timbal del «scherzo». Precisa mucha delicadeza y sutileza pero sin perder fuerza como se perdió en la ONE. Tampoco se logró una arquitectura sólida y coherente en ese maravilloso final que Mahler pergueñó a partir del «Aufersteh’n» de Klopstock escuchado en el funeral de su amigo Hans von Bülow. Cantó en él espléndidamente la contralto Anna Larsson –lo tiene grabado con Abbado y el Orfeón Donostiarra– y muy bien la soprano Isabel Monar, como también fue destacada la participación del coro y es mérito porque desde su etéreo inicio estamos ante una de las grandes páginas corales de la música. Lástima que a Pons, o quizá a quién firma, se le cayese la obra como a Madrid su sueño olímpico. Gonzalo Alonso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa