Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
meli-ganci-sebastiano-mehtaConcierto del mes: Francesco Meli, Luciano Ganci y Giovanni Sebastiano en streaming
Dos muertes legendarias: Dido y Manon
Por Publicado el: 07/04/2020Categorías: Colaboraciones, El concierto de Beckmesser, Recomendación

Festival Mario del Monaco desde Florencia: vídeos y texto de su hijo

Festival Mario del Monaco desde Florencia

La web de facebook del Teatro del Maggio Musicale Fiorentino ofrece estos días un festival Verdi y un festival del Monaco. Del primero encontrarán más detalles en otra página de nuestra web. De Mario del Monaco se ofrecen los audis de Ernani (día 6) Forza del destino (día 8),  Fanciulla del West (día 10) y Otello la semana próxima. La cita «del Monaco» se completa con el video  del Don Carlo que dirigió su hijo Giancarlo en el teatro (día 9).

He aquí el texto preparado para la ocasión por su hijo Giancarlo del Monaco:

«Un saludo cálido

Aplaudo la iniciativa del Maggio que propone ediciones estelares de obras representadas después de la guerra en Florencia y que han seguido siendo hitos en la historia de la ópera y de la que he sido espectador.

Añado mi emoción personal como hijo, vinculado profesional y emocionalmente al mundo de la ópera. Y me alegra pensar lo feliz que habría sido mi padre si hubiera podido ver la placa conmemorativa de la ciudad de Florencia en la fachada de la casa donde nació, en Via Ricasoli 15.

Después de participar en numerosos espectáculos durante los años de la guerra, tuvo lugar su llegada a Florencia con «Un ballo in maschera» en 1951.

No puedo ocultar una profunda emoción al escuchar a mi padre en la brillantez de sus medios vocales en una trilogía de obras que, dirigidas por Dimitri Mitropoulos, ha reunido elencos excepcionales y ha sido capaz de desarrollar melodrama a niveles de popularidad y participación en el cenit. Es un testimonio de esa segunda  edad de oro que contribuyó, en la posguerra, a que Italia renaciese recuperando su alma y su prestigio internacional.

La colaboración de Del Monaco con Mitropoulos, después de Florencia, continuaría en el Metropolitan, donde el gran maestro griego lo dirigió en Ernani (1956) y una Carmen (1957) que Del Monaco cantó por primera vez en francés. Fue un encuentro deslumbrante y fructífero, el encuentro de dos hombres, dos artistas, dos almas unidas por una espiritualidad profunda e inquieta que en la música se sublimaba.

Esto testimonia la trilogía florentina, junto con la cercanía que se percibe entre el intérprete y el maestro y que, en 1953, en La Fuerza del Destino, alcanza metas casi místicas.

En esta obra el carismático Dimitri Mitropoulos, en una concertación cálida y genial, acompañando por un elenco estelar, recupera las raíces profundas de su antigua espiritualidad helénica (era un sacerdote ortodoxo griego que se dio cuenta de su vocación en la música). Y del Monaco, Renata Tebaldi, Fedora Barbieri, Aldo Protti, Cesare Siepi y Renato Capecchi, dan al público su esplendor vocal, su fuerza interpretativa y ductilidad. «Cantamos como un sueño», recordó Renata Tebaldi.  Mitropoulos, un director que podía sacar el máximo provecho de los casts valorando su potencial, supo llevarlos a alturas a veces incluso para ellos mismos insospechadas. Los tiempos lentos impuestos a los intérpretes, como para Del Monaco en «Oh tú que en los ángeles», han producido efectos únicos: no es de extrañar, en más de una ocasión Mitropoulos, definió los medios vocales e interpretativos de Del Monaco como ilimitados.

En 1954, se escenificó La fanciulla del West, todavía dirigida por Dimitri Mitropoulos, con Del Monaco, Eleanor Steber, por primera vez en Italia, y Giangiacomo Guelfi. La escucha muestra profundidad y moderación en la lectura musical, la magnífica interpretación de todos ellos, cuidada en detalle, y transmite una emoción única.

Todos los intérpretes poseen personalidad y carácter (Aristóteles, en Poética, declaró que «un personaje tendrá vida si lo que dice muestra claramente su inclinación moral…») y la voz permite a  Mitropoulos la búsqueda de morbidez varonil en Johnson en sus dúos  con Minnie. Es necesario reseñar la inclusión del final del dúo tenor-soprano en el segundo acto -en las actuaciones generalmente cortadas- que, en la incómoda tesitura, se eleva al do agudo «Eternamente… Mi alegría, o amor!», la culminación de la pasión y el deseo.

En 1957, de nuevo Dimitri Mitropoulos ,director atento a destacar los elementos dinámicos y rítmicos de la música y con cuidado en descifrar a fondo las partituras, dirigió Ernani, representado por primera vez en Florencia. Fue una edición que registró un éxito de proporciones colosales, con Del Monaco, Anita Cerquetti, Ettore Bastianini y Boris Christoff, un cuarteto de protagonistas que Massimo Mila reconoció en la cima de la interpretación vocal. Un deslumbrante Del Monaco creó un Ernani de carácter noble y trágico en sus muchos aspectos de bandido, amante, héroe y patriota generoso y sensible, capaz de arrebatos ardientes y abandonos líricos con espléndidas medias voces.

Deseando una buena escucha espero que el terrible período que estamos experimentando proporcionará una oportunidad para redescubrir la «otia» en su significado latino, un tiempo para estudiar y reflexionar.

Deseo a los jóvenes artistas que el tiempo que pasan encerrados en sus hogares, aparentemente perdido, no se pierda, sino que se dedique a escuchar a los grandes del pasado para acercarse a su experiencia y enseñanza, tomando inspiración y sugerencias.

A la fiel audiencia del Maggio le deseo un futuro brillante, en el apogeo del pasado que estamos escuchando, recordando la contribución de Florencia a la historia de la ópera, a los muchos artistas que alcanzaron altos objetivos y a figuras de prestigio como Francesco Siciliani, que desde la dirección artística del Municipio, llegaron a la de La Scala.

Florencia fue capaz de movilizar en torno a la ópera el mundo del arte «en su totalidad» implicando a colaborar a pintores y escultores de la fama, que diseñaron los decorados, y directores come Georg Wilhem Pabst (La Fuerza del Destino) y Curzio Malaparte (La fanciulla del West).

De este momento difícil espero que surja una oportunidad para reflexionar: mirando al pasado, y no sólo al presente, podemos construir con conciencia el futuro y contribuir felizmente al renacimiento que habrá de llegar. Porque la historia es tan grande que necesitas conocerla y no perdona a los que no la conocen. El gran Cicerón advirtió: ‘Historia magistra vitae’. Giancarlo del Monaco

Aquí les dejamos unos documentos excepcionales. En el primero Mario del Monaco canta el «Inno di Mameli»,  el segundo es una entrevista en la que hace un repaso a su carrera, en el tercero se encuentra con Tebaldi, Protti y Gavazzeni, el tercero es un raro documento grabado en su mansión y el resto fragmentos del film de 1948 «L’uomo dal guanto grigio». Para finalizar, y para quienes hablen alemán, el film»Schlussakkord».

https://youtu.be/j5dwNuMbra4

https://youtu.be/SSJudjdht8c

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banners_xarxes_wozzeck_250x250_cast

Calendario de conciertos en España

banner-version-digital-lago-cisnes

calendario de representaciones operísticas por Europa