Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck
STREET SCENE (K.WEILL). Gran Teatre del Liceu de Barcelona
Adiós Edita, reina del Real
Por Publicado el: 04/03/2013Categorías: Crítica

Ibermúsica: Mehta, vigor e intensidad

 VIGOR E INTENSIDAD

Obras de Liszt, Bartók y Chaikovski. Orquesta Sinfónica de la Radiodifusión de Baviera. Yefim Bronfman, piano. Director: Zubin Mehta. IBermúsica, Serie Barbieri. Auditorio Nacional, 3-3-2013.

Mehta es un director muy querido en Madrid, a donde viene con frecuencia. Cada visita suya es esperada con expectación; aunque algunos de sus conciertos últimos con la Filarmónica de Israel hayan sido de relativa calidad. En esta ocasión ha dirigido a una compacta, sólida, equilibrada, afinada y contundente Sinfónica de la Radio de Baviera, agrupación mítica y de rancio abolengo. La batuta, diseccionadora, urgente, apremiante, vigorosa, impetuosa y temperamental, batiendo en todos los planos, cortando el aire drásticamente y, de todas formas, consiguiendo instantes de calma bien medidos y calibrando hábilmente dinámicas hasta obtener con frecuencia texturas y polifonías transparentes sin dejar de mantener el nervio preciso, forjó versiones de una intensidad rara. El estentóreo y musculado poema sinfónico “Mazeppa” de Liszt, obra no muy usual, fue expuesto a los cuatro vientos con singular vehemencia.

En el “Concierto nº 2” de Bartók se experimentaron los mejores momentos en el maravilloso y enigmático y sutilisimo segundo movimiento, en el que dio lo mejor de sí mismo el en otros pasajes un tanto borroso Bronfman, que ofreció dos propinas, un Liszt y un Chopin. La labor de acompañamiento fue impecable, con unas percusiones extraordinarias. A este alto nivel se mantuvo todo el conjunto bávaro a lo largo de una interpretación fogosa, espectacular, muy bien tocada y diseñada, con mucho nervio dentro, de la “Sinfonía nº 5” de Chaiskovski, en cuyo segundo tiempo tocó estupendamente el trompa solista, aunque sin alcanzar la altura de su colega de la Concertgebouw, en una versión, la de Jansons, que no tuvo el “pathos” de la del director indio. El concierto se remató con el “Vals de las flores” de “Cascanueces” del músico ruso y una polka straussiana. Arturo Reverter

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23